Alimentación

El mango: Una delicia tropical repleta de beneficios para el deportista

El cultivo del mango se ha extendido a toda la zona intertropical del planeta, poniéndolo al alcance de los consumidores del mundo. Es una rica fruta llena de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y carbohidratos que brindan una larga lista de beneficios que la convierten en una aliada de la salud humana.

El mango: Una delicia tropical repleta de beneficios para el deportista
El mango: Una delicia tropical repleta de beneficios para el deportista

La naturaleza fue generosa con las zonas del trópico al dotarlas de un clima relativamente estable a lo largo del año, con temperaturas, suelos y frecuencias de lluvia que la hacen ideal para el cultivo de una serie de deliciosas frutas que son codiciadas en todo el mundo, las cuales con el avance de la tecnología, las comunicaciones y el comercio pueden consumirse en casi cualquier lugar del planeta durante todo el año.

A sus exóticos, intensos y exquisitos sabores las frutas tropicales suman su atractivas formas y colores, su abundante pulpa y una copiosa carga nutricional que la hacen alimentos ideales para los deportistas, Entre todas esas delicias frutales del trópico resalta por sus propiedades alimenticias (y rico sabor) el mango.

El mango es originario de Asia y su cultivo se ha extendido a lo largo de toda la zona intertropical global, poniéndolo al alcance de los consumidores de ambos hemisferios. Es una fruta que varía en tamaño y color de su concha, de acuerdo a su especie, pero su interior siempre es el mismo, una carnosa pulpa amarilla repleta de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y carbohidratos indispensables para la salud.

Esta fruta es una fuente abundante de vitamina C, lo que le otorga al mango excelentes facultades antioxidantes y antiinflamatorias, muy requeridas por los atletas que someten constantemente a sus músculos y articulaciones al desgaste del ejercicio rutinario y competencias. La vitamina C además retarda el envejecimiento, favorece el metabolismo y la absorción del hierro, lo que potencia un completo ciclo nutricional y aleja la posibilidad de padecer de anemia. 

El mango también es rico en su contenido de aminoácidos, vitamina E, vitamina K , flavonoides, calcio, hierro, potasio y magnesio, los cuales brindan importantes beneficios como el reforzamiento del sistema óseo. La vista es otro de los beneficiarios de esta fruta tropical, debido a su alto contenido de vitamina A. Un solo mango puede cubrir hasta el 25% de los requerimientos diarios de Vitamina A, un aporte que también será útil para reforzar la salud del cabello. 

Este manjar de los trópicos también contiene una abundante carga de beta-carotenos, que son importantes para reducir los niveles de colesterol en sangre y en el cuido de la salud cardíaca. Su alto contenido de fibra facilita la regularidad intestinal, favoreciendo el control del peso. El mango también ayuda a regularizar el nivel de insulina en la sangre y posee niveles elevados de fenoles, que son nutrientes que pueden prevenir el desarrollo del cáncer al desestimular la mutación celular.

Más Noticias

Más Noticias