Alimentación

El teff, el grano ancestral que nutre a todas las generaciones de fondistas etíopes

El teff, el grano más pequeño de todos los cereales, es el alimento principal de la población etíope el cual posee un potente y completo aporte nutricional gracias a su alto contenido en fibra, proteínas, minerales y carbohidratos de absorción lenta. 

El teff, el grano ancestral que nutre a todas las generaciones de fondistas etíopes

Etiopía, la orgullosa nación africana que se ha librado del colonialismo por milenios, conserva una cultura única repleta de rasgos particulares que se extienden a su gastronomía, que se sustenta en alimentos originarios de esas tierras como el teff, un grano minúsculo nativo de Etiopía y que es uno de los mayores soportes nutricionales de la población del país.

  

El teff es el grano más pequeño de todos los cereales, cuyo cultivo se extendió de Etiopía y Eritrea a Kenia, Suráfrica y la India, donde su producción masiva es uno de las razones que han permitido dejar en el pasado a las terribles hambrunas. Su potente y variado aporte alimenticio le ha hecho ganar una creciente popularidad en el resto mundo, que de algún modo se ha visto beneficiada por los múltiples logros deportivos de los fondistas de Etiopía, Kenia y Eritrea, que desde hace muchas generaciones tienen en el teff una de sus mejores y mayores fuentes de nutrición.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el teff representa aproximadamente dos tercios de la ingesta diaria de proteínas en la dieta etíope, donde se utiliza principalmente para elaborar diferentes tipos de injera, que es el pan que alimenta a esa ancestral nación. La proteína del teff es bastante completa y tiene muchas similitudes a la del huevo, pues contiene lisina que es un aminoácido que suele faltar en otras proteínas de origen vegetal.

El teff contiene una gran cantidad de carbohidratos de absorción lenta, que brinda un aporte energético muy elevado y además posee una gran cantidad de fibra dietética. Su contenido de grasas en bastante bajo y en cuanto a vitaminas posee la B1, B6 y C. Su aporte de minerales es muy elevado y además completo pues incluye zinc, calcio, fósforo, hierro, magnesio, manganeso, potasio y cobre. No contiene gluten y su índice glucémico es bajo, haciendo que su consumo sea ideal para los diabéticos tipo II.  

Los macronutrientes del teff le otorgan propiedades que lo hacen perfecto para los deportistas, ya que incrementa la resistencia física, controla el nivel de la hemoglobina y calidad de la sangre, sus proteínas vegetales tan completas como las de origen animal potencian reparación e incremento de la masa muscular y sus carbohidratos de absorción lenta generan un plus más duradero de energía.

Más Noticias

Más Noticias