Alimentación

Harina de garbanzos: La deliciosa ruta al logro de una mayor masa muscular

Los carbohidratos contenidos abundantemente en la harina de garbanzos son fundamentales para proveer la energía que utilizará la musculatura del atleta en el desempeño de la actividad deportiva. Su potente contenido nutricional convierte al  garbanzo en un aliado de gran valor para el atleta para el logro de sus metas. 

Harina de garbanzos: La deliciosa ruta al logro de una mayor masa muscular
Harina de garbanzos: La deliciosa ruta al logro de una mayor masa muscular

Los garbanzos son uno de los alimentos de origen vegetal más completos que existen al contener un excelente aporte de proteínas, fibra, minerales y una elevada proporción de carbohidratos que alcanza un sorprendente 67%, a lo que se agrega una selección de vitaminas que facilitan la metabolización de esos hidratos de carbono, características que le convierten en uno de los mejores potenciadores naturales que se puedan integrar a la dieta de un deportista.

La forma más fácil y versátil de consumir este grano se encuentra en la harina de garbanzos, un alimento que es muy común en las culturas orientales de raíz musulmana, judía e indostana, donde su consumo en un acto cotidiano para más de mil millones de personas y entre las cuales se encuentran una multitud de exquisitas recetas que tienen a los garbanzos y su harina como uno de sus principales ingredientes.

La harina de garbanzos se obtiene a través de la molienda del grano entero, su descascarillado y/o trituración, procesos que permiten obtener una harina fina y homogénea que es similar a las derivadas de cereales o frutos secos, productos a los que la harina de garbanzos puede complementar o sustituir en gran medida. 

Existen variedades del grano que permiten obtener distintos tipos de harina de garbanzos con peculiaridades en su color, sabor y densidad del polvo pero que tienen en común el conservar el elevado contenido nutricional de esta maravillosa legumbre. En la cocina de la India es indispensable un tipo de harina de garbanzos llamado besán, que es básica en la gastronomía del país y que tiene un agradable sabor a nuez, un color amarillo característico, es una gran fuente de proteinas y no contiene gluten.

En los países occidentales y entre la población de deportistas o personas fitnes la harina de garbanzos puede usarse como sustituto de la harina de trigo o de maíz, en algunas recetas, y también como espesante de los tradicionales batidos y merengadas nutricionales, a los que este producto de origen vegetal puede sumar un elevado plus proteico y de carbohidratos, que servirán de alimento y combustible en el diario esfuerzo por mantener e incrementar la masa muscular.      

Más Noticias

Más Noticias