Alimentación

Higo, la fruta de pulpa melosa que te mantiene en forma

Utilizado como remedio para tratar el asma y regular el colesterol, conoce los beneficios del higo, fruta cuyo consumo es recomendado por la FAO

Higo, la fruta de pulpa melosa que te mantiene en forma
Higo, la fruta de pulpa melosa que te mantiene en forma

De piel suave y pulpa melosa, el higo es un auténtico tesoro nutricional. Esta fruta procedente de Oriente Próximo tiene un alto contenido en fibra, además de ser fuente de minerales esenciales como potasio, cobre, calcio, magnesio y manganeso.

Los higos contienen Omega 3 y 6

Reduce el apetito

Los higos son ricos en fibras solubles (3 gramos por cada ración de 100 gramos para ser exactos), por lo que es un excelente aliado para controlar el peso debido a su efecto saciante. Comer dos o tres higos antes de la comida ayuda a reducir el apetito.

Protege el corazón

Además de ser fuente de minerales esenciales como el potasio, los higos contienen Omega 3 y 6, ácidos grasos poliinsaturados que reducen el riesgo de desarrollar problemas coronarios, hipertensión y ataques cardíacos.

Regula el colesterol

Los higos son fuente excepcional de pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir de manera natural los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre, por lo que su ingesta es recomendada para personas con diabetes.

Los higos son ricos en pectina

Bueno para la digestión

Debido a su alto contenido de fibra soluble e insoluble, el consumo regular de higos ayuda a mejorar el tránsito intestinal, regulando las evacuaciones. 

Aliado de la vista

Según un estudio del servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (HUNSC), en España, el consumo regular de higos ayuda a prevenir la pérdida de áreas del campo visual provocada por la degeneración macular.

Más Noticias

Más Noticias