Alimentación

La alimentación deportiva y el pescado: una alianza nutritiva

El pescado constituye un alimento ideal para los deportistas, debido a su alto contenido de nutrientes que resultan esenciales para el mantenimiento de la masa muscular. Su aporte en proteínas y Omega 3 lo hacen indispensable en la dieta semanal de quienes buscan mejorar su rendimiento físico. 

La alimentación deportiva y el pescado: una alianza nutritiva
La alimentación deportiva y el pescado: una alianza nutritiva

Los atletas de alta competencia y también los deportistas aficionados requieren de una alimentación rica en proteínas que fomente su resistencia y fuerza física, además de grasas naturales monoinsaturadas de gran calidad que sirvan de combustible para optimizar sus tiempos, registros y desempeño físico en general, tanto en los entrenamientos como en las competiciones.

Ante esta necesidad el pescado se perfila el alimento ideal para los deportistas, debido a su alto contenido de nutrientes que resultan esenciales para el mantenimiento de la masa muscular. El pescado es abundante en proteínas de gran valor y minerales, entre ellos el hierro, fósforo, potasio, sodio, yodo, selenio y zinc.      

Uno de los mayores beneficios del pescado es su aporte en la prevención y la recuperación de lesiones. Al contener altas dosis de Omega 3 este alimento ayuda a combatir la inflamación que se produce en el cuerpo debido a los entrenamientos. El Omega 3 también optimiza el funcionamiento de las membranas celulares y las protegen de sustancias nocivas, evitando la oxidación y por tanto el deterioro del cuerpo.

Los pescados azules contienen una concentración mayor de Omega 3 (salmón, bonito y caballa) que los pescados blancos, de modo que si se incluye al menos tres veces por semana en el menú cotidiano se estaría consumiendo una cantidad ideal de Omega 3 para los deportistas, favoreciendo un buen funcionamiento del cuerpo, su desempeño y recuperación. 

Un buen sustituto del costoso salmón es el atún (también un pescado azul), más abundante en sus presentaciones y de precio más solidario. Una lata de atún de 140 gramos puede contener hasta 25 gramos de proteína de gran calidad, además de otros aportes nutricionales fundamentales como vitaminas y minerales. 

Si hablamos de economía en pescados azules no se debe dejar de mencionar a la sardina, la especie más barata de todas. Estigmatizada como un alimento de los desfavorecidos, la sardina cuenta con el visto bueno de médicos y nutricionistas, no sólo en su presentación de lata sino en sus preparaciones a la plancha o como ingrediente protagonista de otros platos.  

          

Más Noticias

Más Noticias