Alimentación

Almendra: La semilla que ascendió a la categoría de superalimento

La almendra, además de ser un deliciosos snack posee una elevada concentración de proteínas, calcio, vitaminas y ácido fólico que supera a la mayoría de los alimentos debido a su vasto aporte nutricional. Su contenido de kilocalorías la hacen ideal para brindar al deportista ese plus de energía que requiere para mejorar sus marcas.

Almendra: La semilla que ascendió a la categoría de superalimento
Almendra: La semilla que ascendió a la categoría de superalimento

En la muy selecta lista de los superalimentos la almendra se ha ganado merecidamente un lugar reservado para aquellos alimentos que por su elevada concentración de vitaminas, minerales, proteínas y grasas saludables brindan una lista larga de beneficios que están estrechamente vinculados a su potente densidad nutricional. 

La almendra mejora de la circulación sanguínea

La almendra es técnicamente una semilla comestible o fruto del almendro y constituye uno de los cultivos más tradicionales e importantes de España. Suele ser considerado un fruto seco por excelencia, por tanto es un snack muy demandado tanto en su presentación tostada como sin procesar.  

Aunque tiene su origen en Asia, la almendra se ha hecho un elemento muy común en la cuenca del Mediterráneo donde esta semilla ha pasado a formar parte de la dieta de sus habitantes, no sólo como fruto seco sino como un ingrediente usado por las distintas gastronomías locales. 

Un estudio del perfil nutricional de la almendra la presenta como uno de los alimentos de mayor concentración proteica, estimada en 20 gramos de proteína por cada 100 gramos de esta semilla, lo que la hace de gran ayuda para la regeneración del tejido muscular. Su aporte de calcio al menos duplica al de la leche y otras fuentes más populares de este mineral indispensable para el sistema óseo.

La almendra ha pasado a formar parte de la dieta de muchos deportistas con miras a mejorar su rendimiento, gracias a su alta concentración de calorías, que se aproxima a las 580 kilocalorías por cada 100 gramos, que ofrecen al atleta un impulso natural de energía que le ayuda a mejorar sus registros. 

La mejora de la circulación sanguínea y la oxigenación celular es otro de los beneficios del consumo de la almendra, gracias a su elevada proporción de ácido fólico que fomenta la hemoglobina. Es importante tener en cuenta que el consumo excesivo de almendras puede afectar el proceso gastrointestinal. Bastan 30 gramos diarios para capitalizar los beneficios de superalimento.

Más Noticias

Más Noticias