Alimentación

La cerveza: ¿Aliada o enemiga de los runners?

La creencia popular otorga a la cerveza cualidades hidratantes que superarían a las del agua, lo que aconseja su consumo para los corredores. ¿Qué tan cierta es esta conseja? La ciencia tiene una sorprendente respuesta para los runners y quienes buscan cualidades en esta refrescante bebida alcohólica.

La cerveza: ¿Aliada o enemiga de los runners?
La cerveza: ¿Aliada o enemiga de los runners?

Nada resulta más estimulante para algunas personas que recompensarse al tomar al menos una cerveza helada al final de una jornada esfuerzo físico extenuante. Bajo esta premisa existen clubes deportivos de aficionados que combinan la práctica de alguna disciplina con el consumo de algunas cervezas como cierre y momento cumbre de sus encuentros. 

¿La cerveza es un elixir hidratante?

En el caso del running la hidratación es un tema capital que concentra el interés de sus practicantes profesionales y aficionados, por tanto la presunta cualidad de la cerveza de facilitar la hidratación ha hecho popular su consumo al final de los circuitos e incluso se debate la conveniencia de su ingesta previo a la carreras, mientras que los entusiastas más atrevidos de la cerveza verían con placer a la bebida lupulosa sustituir al agua a lo largo de los recorridos.

Sin embargo, no existen estudios científicos que respalden la creencia popular que otorga a la cerveza cualidades hidratantes superiores a las del agua, al menos previo a los recorridos. De hecho, la presencia del alcohol en dicha bebida potencia en forma moderada la deshidratación, lo que hace aconsejable no tomar más de una cerveza antes de los recorridos.

La situación es otra cuando se ponderan las cualidades de la cerveza como elixir hidratante posterior a las carreras, de acuerdo a varios estudios científicos. Pese a ello sus beneficios se diluyen cuando su consumo excede las dos unidades de dicha bebida, debido a la presencia del alcohol y sus facultades diuréticas.

Si dejaramos de un lado al alcohol, la composición estándar de la cerveza en sus diversas variantes la perfilan como una bebida ideal para la hidratación por poseer una mezcla carbohidratos, proteínas y electrolitos que superan a las cualidades hidratantes del agua y varias bebidas comerciales para el cuerpo humano, siempre y cuando se trate de sus presentaciones comerciales sin alcohol.

Aunque el consumo de cervezas "descafeinadas" no sea tan popular y los clubes que combinan los deportes como el running con su ingesta no suelan incluir las versiones sin alcohol al cierre de sus jornadas, para los corredores que prefieran una buena marca a los efectos enervantes de una buena cerveza no queda más alternativa que prescindir del alcohol con la finalidad de optimizar su rendimiento.

Más Noticias

Más Noticias