Alimentación

La espirulina, una nutritiva panacea para los deportistas de resistencia

La espirulina se ha convertido en el superalimento de moda gracias a su potente aporte nutricional, el cual supera el aporte en minerales, vitaminas y proteínas  que ofrecen casi todas las fuentes naturales conocidas. Además fomenta la reparación muscular y previene las lesiones en articulaciones y músculos. 

La espirulina, una nutritiva panacea para los deportistas de resistencia
La espirulina, una nutritiva panacea para los deportistas de resistencia

En la gama de los llamados superalimentos resalta la espirulina, un suplemento dietético que se deriva del procesamiento de una micro alga del tipo cianofíceas, que posee una serie de facultades que le convierten en ideal para los corredores de alto y medio fondo, así como atletas de otras disciplinas que requieren de una alta resistencia física. 

La espirulina no contiene colesterol

La fama de la espirulina la ha convertido en un superalimento de moda desde hace varios años, debido a su elevado aporte nutricional, al ser muy rica en minerales y vitaminas al punto de dejar atrás a la mayoría de los alimentos por su alta concentración de hierro, betacaroteno, vitamina B12, vitamina E, calcio, fósforo y magnesio y ácido gama linoleico.

La espirulina supera además a otras fuentes naturales de proteínas como la carne y la leche, ya que ¾ de su composición es proteína pura de origen vegetal, que es más asimilable y digerible por el organismo que la de origen animal, y además no contiene colesterol.  

Este producto es altamente recomendable para los deportistas de resistencia debido a sus poderosos efectos antiinflamatorios y antioxidantes, que fomentan la reparación muscular. La espirulina aporta la proteína ferredoxina que al combinarse con el hierro facilita la resistencia, recuperación de los músculos, previene los calambres y aporta energía.

Su elevado contenido de magnesio ayuda a evitar las lesiones articulares y musculares, mientras que su alta concentración de ficocianina convierte a la espirulina en un antinflamatorio natural que disminuye la frecuencia de este tipo de afecciones tanto en los músculos como en las coyunturas.  

Otro beneficio de la espirulina es su efecto saciante, gracias a contener el aminoácido fenilalanina, que disminuye el apetito y la ansiedad de comer, facilitando la pérdida de peso. Este suplemento alimenticio retrasa el envejecimiento de la piel al contener antioxidantes, ayuda a desintoxicar el cuerpo y a oxigenar sangre gracias a su aporte de clorofila, además fomenta el crecimiento del cabello, la piel y uñas debido a su alto contenido de vitaminas y minerales. 

Más Noticias

Más Noticias