Alimentación

Las grasas trans: el asesino calórico que ahora regula la UE

Según la OMS las grasas trans causan más de 500.00 muertes al año, sólo por padecimientos cardiovasculares. Suelen estar contenidas en algunas margarinas, snacks, meriendas, alimentos horneados, fritos y el ghee. Bruselas acordó su prohibición total en 2023.

Las grasas trans: el asesino calórico que ahora regula la UE
Las grasas trans: el asesino calórico que ahora regula la UE

Este 2 de abril entra en vigencia en todo el territorio de la Unión Europea una legislación que limita el uso de grasas trans a un máximo de dos gramos por cada 100 gramos de grasa en los alimentos procesados por la industria alimentaria, una norma que llega con retraso a la comunidad pues ya ha sido implementada por varios países del hemisferio norte, incluidos varios integrantes del Tratado de Bruselas. 

Las grasas trans causan más de 500.00 muertes al año

Hasta ahora sólo Austria, Dinamarca, Islandia y Suiza (entre los estados integrantes de la UE) habían establecido un marco normativo particular que hacía obligatorio para la industria limitar las grasas trans contenidas en sus productos alimentarios hasta un máximo de 2%. La nueva disposición comunitaria sólo contaba con un antecedente, una norma que limitaba las grasas trans en preparados para lactantes y niños, las cuales no podían superar el 3% del total. 

De acuerdo a un informe de la Organización Mundial de la Salud las grasas trans causan más de 500.00 muertes  al año, sólo por padecimientos cardiovasculares. Este tipo de grasas suelen estar contenidas en algunas margarinas, snacks, meriendas, alimentos horneados, fritos y el ghee. La industria alimentaria suele usarla porque su fecha de caducidad es más prolongada es más extensa que otras alternativas. 

Numerosos estudios científicos coinciden en afirmar que las grasas trans son el tipo de grasas más nocivas para la salud. Resultan particularmente lesivas para el sistema cardiovascular, pues incrementan el llamado colesterol malo a la par disminuyen el colesterol bueno y elevan los niveles de triglicéridos contenidos en la sangre.   

Las grasas trans también aumentan la inflamación, lo que es un desencadenante que incide en el desarrollo de graves padecimientos como la aterosclerosis, diabetes, lesiones arteriales mayores, la temida muerte súbita cardiaca. Estas grasas también pueden incrementar la resistencia a la insulina. 

Más Noticias

Más Noticias