Alimentación

Mariscos: el exquisito aliado marino de la definición muscular

Los mariscos son un alimento ideal para los deportistas, gracias a su alto contenido de nutrientes que son esenciales para el mantenimiento de la masa muscular, su incremento, así como su definición y tono. Su alto aporte de proteínas los hacen ideales para quienes buscan incentivar la hipertrofia muscular. 

Mariscos: el exquisito aliado marino de la definición muscular
Mariscos: el exquisito aliado marino de la definición muscular

Los alimentos de origen marino constituyen una de las fuentes más sanas para la nutrición humana, al ser su carne una de las más beneficiosas por sus altos contenidos de proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos, que nutren el cuerpo, en especial a su masa muscular  y protegen a la vez a los sistemas cardíaco y circulatorio.

Los mariscos y su amplia variedad de opciones son, junto a los pescados, un alimento ideal para los deportistas, gracias a su alto contenido de nutrientes que son esenciales para el mantenimiento de la masa muscular, su incremento, así como su definición y tono, favoreciendo a la vez el cuido de las articulaciones y la pérdida de la grasa corporal.  

El alto aporte de proteínas de gran calidad contenidas en los mariscos perfilan a este grupo de alimentos como ideales para quienes buscan perder grasas y la vez incentivar la hipertrofia muscular, debido a que las mismas son imprescindibles para incrementar los músculos. Como ejemplo se puede mencionar a uno de los mariscos de mayor consumo, el camarón, que por cada 100 gramos aporta un promedio de 24 gramos de proteína de gran calidad. 

La grasa contenida en los mariscos corresponde apenas de un 0,5 al 5% de total corporal, según la especie que se trate. Sin embargo, esta pequeña proporción corresponde a grasas poliinsaturadas muy ricas en Omega 3, que brindan grandes beneficios al organismo al constituir un protector tanto del corazón como de las arterias.

Entre las especies de mariscos más consumidas se encuentran los camarones, langostas, gambas, langostinos, cangrejos, mejillones, almejas, pulpos, erizos de mar, calamares y  ostras, entre otras variedades que tienen en común su alto aporte de zinc, que coadyuva en la recuperación muscular, así como otros minerales indispensables como el hierro, fósforo, potasio y el yodo, que facilitan el metabolismo y el procesamiento de los carbohidratos, que son el combustible que consume el cuerpo durante el ejercicio.  

      

Más Noticias

Más Noticias