Alimentación

Nutrición para runners: Cuscús con pollo y verduras al vino

El cuscús es un excelente acompañante de platos principales y sustituto de otros cereales menos aventajados en lo nutricional como el arroz. Se puede combinar con vegetales y le viene bien el asociarse con el pollo, verduras y el vino de nuestra exquisita propuesta culinaria.

Nutrición para runners: Cuscús con pollo y verduras al vino
Nutrición para runners: Cuscús con pollo y verduras al vino

La sémola de trigo duro está entre los cereales más consumidos del mundo, un alimento del que se derivan las pastas como los fideos, ravioles y similares, entre otros en los que está el cuscús, el cual posee una alta proporción de carbohidratos que son ideales para la alimentación de los deportistas y personas fitness, pues son hidratos de carbono de lenta absorción que brindan una mayor sensación de saciedad.

Además de carbohidratos el cuscús contiene proteínas, vitaminas del grupo B que contribuyen al control nerviosos, nutren al cerebro y facilitan la concentración y el estudio. Este cereal también contiene una alta proporción de manganeso, un benefactor del sistema óseo que no sólo facilita el crecimiento y el mantenimiento de los huesos, sino la prevención de su deterioro manifestado en la osteoporosis.

El cuscús es un excelente acompañante de platos principales y sustituto de otros cereales menos aventajados en lo nutricional como el arroz. Se puede combinar con vegetales y le viene bien el asociarse con carnes de diverso origen. Para nuestra receta de hoy al cuscús lo acompañaremos de con pollo y verduras, una excelente, nutritiva y exquisita combinación. 

¿Qué se necesita?

¿Cómo se hace?  

Se deja las uvas pasas en un recipiente con el vino y un chorrito de limón durante un par de horas para hidratarlas. Se cortan las pechugas de pollo a lo largo en tiras que luego cortaremos por la mitad. Las ponemos a temperatura ambiente con las hierbas provenzales, estragón, sal, pimienta y un chorrito de limón el tiempo que tardemos en preparar el resto de ingredientes.

También se cortan las cebollas, pimientos, cebollinos, zanahorias y el tomate en rodajas/trocitos gorditos para que sigan crujientes después de freírlos. Se pone a fuego lento con aceite de oliva virgen extra todas las verduras excepto el tomate. Este lo echaremos un poco más tarde cuando las demás verduras estén algo cocinadas. Se deja cocinar a fuego lento durante unos 12 minutos aproximadamente. Se salpimienta al gusto.

Cuando esté todo escalfado, se aparta en un plato y en la misma sartén se arrojan los trozos de pollo. Se cocina hasta que quede dorado. Se añaden las pasas junto con el vino. Dejamos a fuego lento que se evapore un poco el vino blanco. Luego se agregan el resto de verduras que se habían apartado y se deja evaporar otro poco el vino a fuego lento. En aproximadamente 10 minutos quedará una salsa un poco espesa gracias a la reducción del vino y las verduras. El pollo quedará tierno y jugoso.

Para comenzar a preparar el cuscús se hierve 250 ml. de agua con una cucharadita de sal y una de aceite de oliva, la cual se verterá sobre 250 gramos de cuscús. Se deja reposar 2 minutos y se calienta a fuego lento 3 minutos con una cucharada de mantequilla, removiendo con un tenedor para separar los granos. Una vez pasado este tiempo, el cuscús se infla doblando su tamaño, se reblandece y se vuelve más claro. De lo contrario se deja cocer un tiempo prudencial hasta que termine de hacerse. Una vez alcanza su punto se cuela el remanente de agua y ya está listo para servir. Se remueve el cuscús para que el grano quede suelto, se añaden las verduras y el pollo encima. ¡Buen provecho!

Más Noticias

Más Noticias