Alimentación

Quinoa con vegetales, una receta sencilla con muchas proteínas

¿Aún no sabes qué comer? En este artículo te mostramos cómo preparar quinoa con vegetales, un platillo rico en proteínas de alta calidad, para mantenerte en forma y cuidar tu salud, perfecto para el almuerzo o la cena, que puede ser consumido por cualquier persona, debido a que no contiene gluten.

Quinoa con vegetales, una receta sencilla con muchas proteínas
Quinoa con vegetales, una receta sencilla con muchas proteínas

La quinoa es un alimento relativamente nuevo para muchos de nosotros, fue hasta hace poco que comenzó a aparecer en las estanterías de supermercados o en los blog de cocina de todo el mundo. Estas diminutas semillas (blancas, rojas o negras), originarias de América del Sur, han sido catalogadas por la FAO como un superalimento, gracias a sus extraordinarias propiedades nutricionales. 

Date un gusto con este plato de quinoa con vegetales

En esta ocasión te explicamos cómo preparar quinoa con vegetales, una receta con un alto valor nutricional, si se considera que cada 100 gramos de quinoa aporta al organismo 16,5 gramos de proteínas, 6,3 gramos de grasas, 69 gramos de hidratos de carbono, además de fibra, calcio, hierro, magnesio, fósforo y zinc. Un platillo perfecto para incluir en tu plan de alimentación saludable.

¿Qué necesitas?

¿Cómo preparar quinoa con vegetales?

Antes de adentrarnos de lleno en la receta, debemos cocer la quinoa, si bien se prepara como un cereal es importante que no se pase de cocción, por eso es importante que tengas en cuenta algunas cosas para conseguir una quinoa en su punto. Lo primero que debes hacer es lavar bien las semillas, aunque vengan limpias, envasadas y listas para cocinar. Para ello deberás colocar debajo del grifo con agua fría durante unos minutos para retirar la capa de saponinas que la recubre y que le aporta un sabor amargo.

El proceso de preparación es similar al arroz. Vierte en una olla dos tazas de agua por cada taza de quinoa que vayas a cocer. Cuando el líquido alcance el punto de ebullición incorpora la quinoa con la sal. Deja cocer a fuego medio durante 15 minutos con la olla tapada, tiempo durante el cual deberás estar pendiente de la preparación para evitar que se queme. Cuando la semilla haya duplicado su tamaño y su color se haya aclarado, al punto de tornarse transparente, es un claro indicativo de que la cocción alcanzó su punto óptimo.

En caso de que no tengas buenos recuerdos con la quinoa en la cocina, un truco muy sencillo para evitar que quede blanda o pastosa consiste en tostar o sofreír las semillas antes de cocer, un proceso similar al que realizamos con el arroz. Puedes tostar la quinoa sola o agregar un poquito de aceite, incluso hay quienes en esta fase acostumbran incorporar cebolla, ajo y otras especies al sofrito para añadir un poco de sabor.

Mientras se cuece la quinoa, puedes continuar con el resto de la preparación, comienza lavando y pelando los vegetales. Corta en pequeños cubos el calabacín, las zanahorias, el pimiento y la cebolla, y reserva por separado. En un sartén con tres cucharadas de aceite sofríe levemente el ajo triturado, transcurrido 30 segundos agrega todos los vegetales a excepción del calabacín, que deberás incorporar junto con los guisantes pasado 5 minutos. Cuando las verduras estén blandas, salpimenta y añade la quinoa. Deja por al menos dos minutos sobre la estufa para que se impregne de esa mezcla de sabores y luego retira del fuego para servir. 

Más Noticias

Más Noticias