Alimentación

Reducir la ingesta de estos carbohidratos puede provocar la pérdida de masa muscular

Para la nutricionista Patricia Galindo las dietas hiperproteicas sin la suficiente presencia de hidratos de carbono, “resultan inútiles en su propósito de alimentar el crecimiento muscular” y por el contrario pueden devenir en síntomas de “fatiga e incluso la propia pérdida de masa muscular”.

Reducir la ingesta de estos carbohidratos puede provocar la pérdida de masa muscular
Reducir la ingesta de estos carbohidratos puede provocar la pérdida de masa muscular

Planificar una alimentación adecuada, un pilar indispensable sobre el cual reposa todo plan de entrenamiento físico, requiere de tener claros los objetivos por los cuales se incursiona en la ejercitación. Uno de los propósitos más comunes que persiguen muchas de las personas que visitan por primera vez un gimnasio o asumen rutinas propias de la vida fitness es el incrementar su masa muscular, una meta que puede significar una mejora importante para la salud y que necesita de un plan nutricional específico.

Lograr la hipertrofia muscular requiere de carbohidratos

El lograr la hipertrofia muscular requiere de una alimentación que incluya los suficientes carbohidratos al punto de lograr un superávit calórico, que en la literatura médica es descrita como una condición ideal para facilitar el deseado crecimiento de los músculos. La presencia de los carbohidratos en la ingesta de alguien que procure ese objetivo resulta vital, ya que los hidratos de carbono aportan el combustible que quema el cuerpo durante el desarrollo de la actividad física.

Existe la creencia generalizada de que la dieta ideal para lograr la hipertrofia muscular debe incluir un exceso de proteínas, las llamadas dietas cetogénicas o hiperproteicas, en las que se marginan los carbohidratos. En opinión de la nutricionista Patricia Galindo estas dietas, sin la suficiente presencia de hidratos de carbono, “resultan inútiles en su propósito de alimentar el crecimiento muscular” y por el contrario pueden devenir en síntomas de “fatiga e incluso la propia pérdida de masa muscular”.

Galindo resaltó que las dietas hiperproteicas además pueden afectar la salud del sistema óseo, al facilitar la descalcificación y “sobrecargar los riñones y el hígado”. Para la especialista el “dejar las harinas”, frase que resume la injusta mala reputación de los carbohidratos, es un error pues los hidratos de carbono “son macronutrientes tan importantes como las grasas y las proteínas y por lo tanto no deben ser despreciadas y excluidas de la alimentación pues eso afectaría la fortaleza del sistema inmune”.

La nutricionista Patricia Galindo resaltó la importancia de consumir los carbohidratos en los momentos más adecuados del día, según su funcionalidad nutricional, que es la de proveer al organismo de energía. En ese sentido, indicó que es ideal ingerirlos en la mañana o antes de iniciar el ejercicio físico, para quemar los carbohidratos en el desarrollo del entrenamiento. Por último, recomendó consumir los hidratos de carbono en las versiones integrales (harinas, pasta y pan) y no excederse en el consumo de los mismos, pues la sensación de saciedad que producen es inferior a la de las grasas y proteínas.  

Más Noticias

Más Noticias