Alimentación

Rollos de canela sin hornear, una receta alta en fibra para consentir al paladar y cuidar tu figura

¿Existe algo mejor que los rollos de canela? Sí, unos rollos de canela sin hornear rellenos con requesón, yogur, miel y pasas, un delicioso postre con muchas vitaminas, proteínas, minerales y fibra, perfecto para incluir en su plan de alimentación saludable.

Rollos de canela sin hornear, una receta alta en fibra para consentir al paladar y cuidar tu figura
Rollos de canela sin hornear, una receta alta en fibra para consentir al paladar y cuidar tu figura

Esta receta es una versión mucho más saludable de los rollos de canela que comúnmemnte conseguimos en el supermercado o en la pastelería. En lugar de azúcar usaremos arándanos y miel, mientras que la harina refinada ha sido reemplazada por almendras molidas, fuente de antioxidantes, grasas saludables y proteínas vegetales. Nada mal para una merienda con un alto contenido de fibra, que en buena medida viene dado por los copos de avena, la estrella de estos rollos de canela sin hornear. 

Paso a paso, aprende a hacer rollos de canela saludables

¿Qué necesitas?

Relleno

¿Cómo se prepara?

En un recipiente profundo dispón la harina de almendra, la avena, la canela, la miel y los dátiles. Mezcla todos los ingredientes y en la medida en que lo haces incorporar poco a poco el agua poco a poco; revuelve muy bien hasta conseguir una masa homogénea y suave que sea fácilmente manejable.

En este punto, extiende la masa sobre una bandeja rectangular cubierta con una lámina de papel para hornear. Asegúrate de abarcar por completo toda la superficie, de tal manera que la distribución sea lo más homogénea posible. Una vez hecho esto, prepara el relleno, para ello debes mezclar en un recipiente el requesón, el yogur, la miel y las pasas.

Dispón el relleno sobre la masa, utiliza una paleta de repostería para expandir con facilidad por la superficie. Ahora, con la ayuda del papel para hornear enrolla la masa para que coja forma. Una vez enrollado cubre con el mismo papel y reserva en el refrigerador por espacio de cinco horas antes de cortar los rollos de canela.

Más Noticias

Más Noticias