Alimentación

Runnig y Anemia del Corredor: la importancia del consumo de hierro

La "Anemia del Corredor" se suele presentar debido a la insuficiencia de oxígeno en la sangre producto de la baja ingesta de hierro con relación al esfuerzo físico. Su consecuencias con el agotamiento, sueño, irritabilidad y falta de apetito. Los runners deben incluso seleccionar las zapatillas más adecuadas a sus pies para evitar la masiva rotura de glóbulos rojos en el talón del pie en los recorridos.

Runnig y Anemia del Corredor: la importancia del consumo de hierro
Runnig y Anemia del Corredor: la importancia del consumo de hierro

Las exigencias físicas a las que se someten los runners hacen obligante el contar con una alimentación adecuada, lo suficientemente rica en nutrientes como para abastecer al cuerpo de la energía y demás elementos necesarios para afrontar horas de esfuerzo en procura de mejorar sus registros, completar extenuantes recorridos y además recuperarse para los retos siguientes.

Alimentos ricos en hierro

El hierro es uno de esos componentes indispensables en la nutrición deportiva. En plena jornada física la demanda de hierro se hace mayor pues este mineral se hace cargo de transportar el oxígeno hasta las células en todo el cuerpo, lo que se traduce en energía, vitalidad, claridad mental y equilibrio del sistema nervioso central.

Cuando la alimentación del runner es baja en hierro se produce una anomalía llamada la "Anemia del Corredor", que consiste en la disminución de los glóbulos rojos o cuando estos contienen poca hemoglobina, que es una proteína rica en hierro. Por tanto la proporción de oxígeno en la sangre baja y en consecuencia se produce el deterioro del cuerpo y el rendimiento físico decrece en modo alarmante.  

Para diagnosticar certeramente la "Anemia del Corredor" es necesario realizar un análisis de sangre que establezca los niveles de hemoglobina. Sin embargo, hay que estar alerta de la serie de síntomas que alertan de la insuficiencia del hierro, entre los más importantes se encuentra el agotamiento, sueño, cansancio, mareos, irritabilidad e inapetencia.

La "Anemia del Corredor" suele presentarse debido al desequilibrio causado entre la ingesta insuficiente de hierro y el elevado volumen de ejercicio físico. También existen causas muy específicas del running como es el uso de zapatillas inadecuadas que producen una masiva rotura de glóbulos rojos por el golpeteo constante de los vasos sanguíneos del talón.

La solución de fondo para la “Anemia del Corredor” es una dieta adecuada no sólo rica en hierro (carnes, pescado, lentejas, mariscos y vegetales de hoja verde) sino en vitaminas y ácido fólico. La comida principal del día para el runner es la que realiza dentro de las cuatro horas siguientes al ejercicio físico.  

Más Noticias

Más Noticias