Alimentación

Running y alimentación: La ingesta ideal antes de correr

Las extenuantes pruebas físicas que caracterizan al running hacen indispensable el contar con una alimentación adecuada, principalmente rica en nutrientes que permitan al atleta contar con la suficiente energía, tanto en los entenamientos como en la competición y la posterior recuperación  

Running y alimentación: La ingesta ideal antes de correr

“Somos lo que comemos” reza la manida sentencia que se suele utilizar para exaltar la importancia de una correcta alimentación para la salud, refrán que en el caso del running calza a la perfección, pues de la correcta satisfacción de los requerimientos nutricionales de los corredores depende en alto grado su performance deportivo.  

Las exigentes pruebas físicas que se afrontan en el running hacen indispensable disponer de una alimentación adecuada, fundamentalmente rica en nutrientes que permitan al cuerpo contar con la energía necesaria para hacer frente a horas de esfuerzo para rendir en los entrenamientos, vencer en las pruebas y facilitar al cuerpo su recuperación tras un esfuerzo agotador.

El primer gran error a descartar es un práctica muy común y es echarse al asfalto a desgastar la suela de las zapatillas con el estómago vacío, lo cual puede ser muy perjudicial para el bienestar del sistema gástrico, además de producir mareos, dolor de cabeza,  cansancio y activar el temido catabolismo o metabolismo destructivo. 

Lo ideal antes de correr es, al menos 30 minutos antes de comenzar el esfuerzo, realizar una comida que debe ser ligera, pues también es perjudicial hacer running con el estómago lleno. Se deben descartar los alimentos muy ricos en grasas, alimentos con un elevado procesamiento industrial, bebidas gaseosas y productos precocinados.

Cuandoel running es inminente y aún no se ha comido son recomendables los carbohidratos y otros nutrientes de rápida absorción que pueden encontrarse en las barras de cereales, chocolate, jugos y batidos de fruta. Tales alimentos también pueden consumirse mientras se ejecuta la actividad física a lo largo de la ruta.

Cuando se dispone de un tiempo mayor pueden ingerirse arroz, papas, pasta y legumbres, alimentos con un aporte energético relevante. Las carnes de origen vacuno, el pollo, cerdo, pescado y lácteos en todas sus variantes, alimentos con un alto aporte en proteínas tan requeridas para el running, son ideales cuando se dispone de unas horas, pues requieren un más complejo procesamiento.  

  
  

Más Noticias

Más Noticias