Alimentación

Sí existe un alimento con más hierro que la espinaca, la moringa

La moringa posee una concentración de vitaminas, minerales, proteínas, hierro y carbohidratos que la convierten en un formidable superalimento que ofrece la energía y nutrientes necesarios para suplementar la alimentación de quienes compiten o se dedican a entrenar largas horas en un gimnasio.    

Si existe un alimento con más hierro que la espinaca, la moringa

Una de los portentos del reino vegetal que ha venido ganando popularidad hasta escalar al podio de los superalimentos es la moringa, un vegetal que ahora es parte una categoría reservada para aquellos alimentos que concentran un potente aporte nutricional, característica que la moringa cumple con gran holgura, siendo su aporte principal su elevada concentración de hierro que la hacen ideal para vencer la anemia y proporcionar energía. 

Originaria de la India, la moringa es una especie vegetal tropical que crece en muchos tipos de suelo, incluyendo los poseen una elevada aridez. Se trata de un árbol de rápido crecimiento que puede alcanzar hasta los cinco metros de altura. Sus formidables beneficios nutricionales se concentran en prácticamente todo el vegetal, incluyendo sus flores, hojas, corteza, raíz, frutos y semillas.

La moringa posee un alto porcentaje de proteínas vegetales que contienen a su vez todos los aminoácidos esenciales que no son producidos por el cuerpo humano, proteínas que son de un fácil procesamiento digestivo y que rápidamente pasarán a alimentar, reparar e incluso acrecentar la musculatura de quien la consuma con relativa frecuencia.  

Este superalimento vegetal ofrece un contenido de hierro considerablemente mayor al de la espinaca (hasta 25 veces superior de acuerdo a algunas fuentes), que combinado a su aporte de vitaminas C y A que posee la moringa es ideal para potenciar la hemoglobina en la sangre, lo que redunda en una mayor oxigenación de los músculos y en un incremento del metabolismo, favoreciendo el control y/o disminución del sobrepeso.   

Diversos estudios científicos y la propia Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura coinciden en alabar no sólo las facultades nutricionales de la moringa, sino también sus propiedades “antibióticas, contra el tripanosoma y la hipotensión, antiespasmódicas, anti-ulcerosas, anti-inflamatorias, hipocolesterolémicas e hipoglucémicas” de este superalimento vegetal.

Más Noticias

Más Noticias