Crossfit

Diamond push ups o flexiones diamante, conoce la técnica de este ejercicio de CrossFit

Las flexiones o push up es uno de los mejores ejercicios para trabajar la musculatura del tren superior del cuerpo, incluido el core. En las siguientes líneas te explicamos la técnica correcta de las flexiones diamante o diamond push ups.

Diamond push ups o flexiones diamantes, conoce la técnica de este ejercicio de CrossFit
Diamond push ups o flexiones diamantes, conoce la técnica de este ejercicio de CrossFit

Si eres un aficionado al CrossFit, seguro has oído hablar de las flexiones diamante, también conocidas en inglés como Diamond push ups. Este ejercicio de empuje es una de las variantes más prácticas de las clásicas flexiones para trabajar el pecho y los tríceps, y como complemento tonificar la musculatura abdominal.

Diamond push ups o flexiones diamante

Su popularidad no radica propiamente en su simplicidad, pues hay quienes suelen descartar de entrada este complejo ejercicio por la posición que adoptan las manos al momento de flexionar, lo que aumenta su nivel de dificultad. Las flexiones diamante no son para principiantes, ya que se requiere de fuerza y una buena técnica para prevenir cualquier tipo de contractura muscular.

Cómo hacer Diamond push ups: Paso a paso

La posición inicial de este ejercicio es muy sencilla, échate en el piso boca abajo en posición plancha, con los hombros sobre las muñecas, los brazos estirados y las punteras de los pies apoyadas en el piso. A este tipo de flexiones se le conoce por la manera en que se colocan manos, formando una especie de diamante.

Junta la punta de los dedos índices y pulgar de ambas manos, de modo que el hueco que quede entre ambas manos formen un diamante. Ten en cuenta que las manos deben ir situadas frente a la mitad del pecho, para que los brazos apunten hacia afuera y atrás al momento de flexionar el cuerpo hacia abajo.

Partiendo de la posición inicial, comienza el movimiento flexionando los codos para llevar el cuerpo lo más cercano al piso sin llegar a tocarlo. Una vez abajo, aguanta un segundo para revertir el movimiento y elevar nuevamente el tronco. Recuerda que todo el empuje debe partir de los tríceps y de la zona central del pecho.  

Más Noticias

Más Noticias