Crossfit

Rope climb, conoce cómo tonificar el cuerpo escalando la cuerda

A simple vista, escalar la cuerda puede parecer un ejercicio sencillo de realizar, pero te recomendamos no subestimar este completo movimiento calisténico que involucra una gran cantidad de músculos, con el que además podrás tonificar los hombros, brazos, piernas, abdomen y hasta tus glúteos.

Rope climb, conoce cómo tonificar el cuerpo escalando la cuerda
Rope climb, conoce cómo tonificar el cuerpo escalando la cuerda

Para realizar este movimiento gimnásticos de CrossFit lo único que necesitas es una cuerda de gran grosor suspendida del techo, un accesorio que puedes encontrar en la mayoría de los box de CrossFit para ejecutar este ejercicio sencillo pero complejo con el que puedes desarrollar agilidad, coordinación, precisión, equilibrio, fuerza y resistencia muscular.

Cómo hacer tu primer rope climb

Trepar una cuerda sin otra ayuda que tu propio cuerpo, manos y pies, involucra una gran cantidad de músculos como el dorsal ancho, tríceps, bíceps braquial, recto mayor del abdomen, flexores de la cadera y músculos de la pierna, razón por la cual el rope climb es considerado un excelente ejercicio para entrenar el tren superior e inferior del cuerpo.

¿Cómo hacer rope climb?

Aunque puede parecer un reto sencillo, a simple vista este ejercicio requiere un poco más de técnica, a menos que seas realmente fuerte para ascender a pulso por la soga. La posición inicial de este movimiento calisténico es tumbado completamente en el suelo boca arriba con la cuerda entre las piernas. 

Intenta levantarte con las manos hasta colocarte de pie y lograr sostenerte colgando con tus brazos para comenzar a trepar. Al mismo tiempo, sujeta la cuerda entre las piernas para hacer la llamada "pinza fronning", un popular agarre con los pies en la cuerda que te permitirá impulsarte y avanzar con mucha más facilidad sin que para ello necesites de un calzado en específico.

Una vez sujetada la soga con nuestras manos y apoyados los pies, solo resta movilizar las piernas y las caderas al mismo tiempo para escalar hacia la cima, llevando las rodillas hasta el pecho para elevar el punto de apoyo de los pies y de esta manera avanzar poco a poco hacia arriba en coordinación con los brazos.

Cuando hayas alcanzado la primera escalada en cuerda o rompe climb, desciende de manera controlada hasta el punto inicial para repetir nuevamente el ejercicio. Si prefieres puedes comenzar la escalada de pie frente a la cuerda y sujeta la soga con ambas manos por encima de la cabeza.

Más Noticias

Más Noticias