Ejercicio en casa

Abdominales de acero: Constrúyelos en 10 minutos con la rutina de Melissa Alcantara

¿No sabes qué hacer para deshacerte de la grasa acumulada en tu abdomen? La gurú del fitness Melissa Alcantara te muestra cómo activar toda la musculatura abdominal de manera efectiva con una completa rutina de 10 minutos que puedes hacer en casa dos o tres veces a la semana.

Abdominales de acero: Constrúyelos en 10 minutos con la rutina de Melissa Alcantara

Eliminar la grasa abdominal para lucir un abdomen de acero no es tarea sencilla, la buena noticia es que existen una gran cantidad de ejercicios para trabajar esta zona del cuerpo, que en el caso de las mujeres no sólo es un molesto factor estético, sino un indicativo de riesgo para la salud por ser metabólicamente más peligrosa.

En este artículo te compartimos un completo entrenamiento de abdominales de 10 minutos, de la famosa personal trainer de Kim Kardashian, Melissa Alcantara, cuyas rutinas de ejercicios se han viralizados en las redes sociales por la efectividad de su programa de entrenamiento sin equipamiento, que puedes realizar en la casa o en el gimnasio sin ningún tipo de complicación.

Plancha con deslizamiento de rodilla

Partiendo de la posición de una plancha clásica, boca abajo, con los brazos estirados a la altura de los hombros y las piernas rectas apoyadas en las puntas de los pies, formando una línea recta desde los hombros hasta los pies. Desliza la rodilla izquierda hacia el codo izquierdo, regresa al punto inicial, para luego llevarla hasta el codo derecho. Repite el movimiento con la pierna contraria y asegúrate de mantener en todo momento el cuerpo en línea recta.

Plancha con flexión de rodilla lateral

Manteniendo la posición inicial de una plancha clásica con los brazos estirados. Desliza la pierna derecha hacia un lado y posiciona el pie paralelo a la mano derecha, para ello deberás flexionar la rodilla. Luego regresa al punto inicial, repite el movimiento con la pierna izquierda para trabajar los abdominales rectos y transversales con este ejercicio de flexión.

Plancha con encogimiento abdominal

Desde la posición inicial de una plancha clásica, con los brazos estirados, impulsa hacia adelante ambas piernas con un pequeño salto, para quedar en posición de cuclillas, luego, mediante un movimiento similar, regresa al punto inicial. Este ejercicio te dejará las piernas completamente doloridas, debido a que aumenta considerablemente la tensión en la musculatura de los glúteos y pantorrillas.

Crunch de bicicleta

Para hacer este ejercicio lo primero que debes hacer es tumbarte en el piso boca arriba, con las manos detrás de la cabeza y los codos abiertos, levanta la pierna derecha con la rodilla doblada en un ángulo de 90 grados, manteniendo la izquierda extendida, al tiempo que despegas el torso del suelo para aproximar el pecho lo más cercano a la rodilla.

Elevación de piernas

Acostada boca arriba sobre una esterilla, con las piernas estiradas, las manos debajo de los glúteos y la espalda completamente apoyada en el suelo. Desde esta posición inicia el movimiento levantando ambas piernas hacia el techo, para luego bajar lentamente sin doblar las rodillas y sin tocar el piso. Asegúrate de contraer los abdominales y los glúteos durante todo el ejercicio.

Abdominales con piernas flexionadas a los lados

Para hacer este ejercicio acuéstate boca arriba, con los brazos estirados hacia atrás, por encima de la cabeza y las piernas estiradas. Inicia el movimiento elevando el torso para llevar los brazos hacia delante, al mismo tiempo que flexionas las piernas, juntando la planta de ambos pies para adoptar la forma de un diamante. Impúlsate en el piso de la zona superior del tronco, contrayendo la zona abdominal. Una vez arriba, desciende lentamente para regresar a la posición inicial.

Abdominales con piernas levantadas en movimiento

Acostado boca arriba, con las piernas estiradas, los brazos a los costados del tronco y las manos debajo de los glúteos. Levanta las piernas a unos 20 centímetros del suelo y luego mueve hacia arriba y abajo, alternando ambas extremidades como si estuvieras nadando. Recuerda mantener la espalda totalmente apoyada en el piso.

Más Noticias

Más Noticias