Famosos

Así fue como Khloé Kardashian moldeó sus curvas de acero

Khloé Kardashian documentó su increíble transformación física en Keeping Up with the Kardashians, pero no todo lo vivido por la estrella de reality show durante ese largo proceso quedó a la vista de los espectadores, por lo que aquí te contamos cómo logró convertirse en la mejor versión de sí misma.

Así fue como Khloé Kardashian moldeó sus curvas de acero
Así fue como Khloé Kardashian moldeó sus curvas de acero

Khloé Kardashian siempre fue la integrante más rellenita del mediático clan de Calabasas y no fue sino hasta el 2013 que la estrella de Keeping Up with the Kardashians decidió seguirle los pasos a su famosa hermana Kim, para deshacerse de nada menos que 18 kilos, logrando conseguir unos abdominales de acero y unas curvas envidiables que ha sido la imagen de reconocidas marcas internacionales.

Khloé Kardashian y su increíble transformación

Pero el cambio no se produjo de la noche a la mañana, Khloé Kardashian tuvo que mejorar sus hábitos de alimentación, sus patrones de sueños y su estilo de vida, haciendo del deporte una herramienta esencial para su transformación, recuerda Gunna Peterson, quien la acompañó en este largo camino, responsable de poner en forma a reconocidas figuras del mundo del espectáculo como Jennifer López, Angelina Jolie, Hugh Jackman y Chris Hemsworth.

Los cambios en su cuerpo se dieron de manera progresiva. "Me acuerdo que la primera vez que empecé a entrenar acabé muy frustrada por no ver cambios drásticos durante la primera semana. Obviamente, si fuera un proceso fácil todo el mundo tendría su cuerpo soñado, pero lleva mucha perseverancia. Hace falta mucha dedicación y sudor. Dicho esto, es la sensación más satisfactoria del mundo".

Khloé Kardashian trabaja desde la fuerza hasta la capacidad cardiovascular, por lo que sus rutina de entrenamientos varia constantemente para tener la posibilidad de abarcar cada grupo muscular con diferentes movimientos. Es por eso que la hemos visto entrenar con máquinas guiadas, peso libre, bandas elásticas y su propio peso corporal, a diferentes ritmos.

Sus ejercicios favoritos son salto a la comba, abdominales en roller y levantamiento de pesas en barra, estos últimos le han ayudado a fortalecer sus brazos. "Mis brazos eran la parte de mi cuerpo que me provocaba más inseguridad. Nunca los tuve tonificados y siempre estaban flácidos, sin forma. Ahora he conseguido definirlos y son como el trofeo que siempre puedo enseñar. Puede parecer una tontería, pero he trabajado muy duro para conseguir sentirme cómoda llevando una camiseta de tirantes", asegura Khloé Kardashian

En cuanto a su alimentación, la famosa integrante del clan Kardashian, quien confesó haber probado todas las dietas del mundo, comenzó sacando de su alimentación los lácteos, luego los refrescos y por últimos los zumos, ahora sólo bebe agua, que acostumbra mezclar con limón para consumir entre tres a cuatro litros al día para depurar su cuerpo.

Más Noticias

Más Noticias