Famosos

La rutina de ejercicios de Alexander Skarsgard para ser Tarzán

Para convertirse en una verdadera bestia, Alexander Skarsgard tuvo que someterse a una extenuante rutina de ejercicios que le permitiera conseguir una musculatura a la altura del rey de la selva.

La rutina de ejercicios de Alexander Skarsgard para ser Tarzán
La rutina de ejercicios de Alexander Skarsgard para ser Tarzán

Si viste La leyenda de Tarzán, además de haber quedado impresionado con el realismo de los monos que aparecieron durante todo el film, seguro no pudiste apartar la mirada de los abdominales de Alexander Skarsgard, el actor sueco cuya musculatura, a la par de su interpretación, acaparó toda la atención de los espectadores de esta superproducción que logró recaudar más de 356 millones de dólares en todo el mundo.

Así fue el entrenamiento de Alexander Skarsgard

Para interpretar a Tarzán, el cuerpo de  Alexander Skarsgard debía parecerse lo más posible al de un animal en la jungla, grande, pero a la vez ágil y flexible, por lo que el actor sueco tuvo que someterse a un riguroso programa que combinó entrenamiento físico y una dieta extrema para cambiar su aspecto en un corto periodo de tiempo.

El responsable de construir el cuerpo de Tarzán fue el entrenador y nutricionista sueco Magnus Lyddback, quien reveló años atrás, posterior a la proyección de la cinta, que Alexander Skarsgard tuvo que pasar por tres fases: aumento de volumen, definición y mantenimiento para conseguir la apariencia atlética que todos vimos en pantalla, cosa que no resultó nada difícil para el actor, pues siempre se ha mantenido en forma.

Su dieta estaba basada en mariscos y grasas buenas como aguacates y nueces sin sal, quedando por fuera los lácteos, los carbohidratos, las frutas con un alto contenido de azúcar o zumos. Un desayuno del actor constaba de cuatro huevos y espinacas; mientras el almuerzo combinaba salmón o mariscos, con verduras y patatas, y una merienda con langosta o sahimi.

En cuanto al entrenamiento, el actor realizaba dos sesiones de entrenamiento al día, una rutina de cardio HIIT de 30 minutos en la mañana, antes de desayunar, y un segundo entrenamiento de 45-60 minutos en la tarde, que consistía en levantamiento de pesas, lo que le permitió pasar de 89 kilos a 102 kilos al cabo de cinco meses.

Este es el entrenamiento de Alexander Skarsgard 

Día 1: Parte inferior

Sentadillas con barra

Peso muerto

Prensa

Salto de patinador

Salto de rana

Día 2: Pecho, hombro frontal

Press de banca con barra
Series: 4
Repeticiones: 12-10-8-6

Press inclinado
Series: 4
Repeticiones: 10

Aberturas de polea
Series: 3
Repeticiones: 10

Press con mancuernas sentado
Series: 3
Repeticiones: 10

Flexión de brazos con cambio de mano
Series: 3
Repeticiones: 20

Día 3: Espalda, deltoide medio y posterior

Dominadas

Remo sentado en polea

Remo con mancuernas alternas

Corte de tronco con polea

Elevación con mancuernas, hombro trasero

Elevación lateral con mancuernas

Día 4: Brazos

Flexión de brazos alterno

Flexión de brazo con barra z

Extensión de tríceps acostado

Extensión sobre la cabeza

Flexión de brazos con polea en superserie con jalón de polea

Más Noticias

Más Noticias