Famosos

La rutina de entrenamiento de Hugh Jackman para convertirse en X-Men

El entrenador David Kingsbury reveló el plan de entrenamiento de cuatro semanas de Hugh Jackman para convertirse en el famoso mutante de la saga  X-Men

La rutina de entrenamiento de Hugh Jackman para convertirse en X-Men
La rutina de entrenamiento de Hugh Jackman para convertirse en X-Men

Si viste X-Men Origins: Wolverine (2009), The Wolverine (2013) y Logan (2017), seguro te has preguntado cómo hizo Hugh Jackman para convertirse en Wolverine, un mutante que además de tener tres garras retráctiles y la capacidad de regeneración, poseía un extraordinario físico.

Hugh Jackman y su rutina de entrenamiento

Para hacer creer que su personaje era real o que al menos era capaz de hacer esas cosas increíbles con sus músculos, Hugh Jackman tuvo que someterse a un riguroso plan de entrenamiento para transformar su cuerpo.

Hugh Jackman ya era un tipo grande antes de filmar la primera película de la saga cinemátografica X-Men, pero tuvo que sumar unos cuantos kilos de masa muscular a su anatomía para convertirse en el mutante que todos vimos en The Wolverine y Logan.

Para transitar este camino el actor se puso en manos del entrenador David Kingsbury, quien según declaraciones ofrecidas a un medio internacional sometió a Hugh Jackman a un intenso plan de entrenamiento de cinco meses para desarrollar masa muscular posible.

David Kingsbury el entrenador de Hugh Jackman

El entrenamiento consistió en sesiones de fuerza de 1-5 repeticiones para estimular la hipertrofia miofibrilar, combinadas con repeticiones más altas para conseguir la hipertrofia sarcoplásmico.

Kingsbury reveló que la combinación de entrenamientos de baja intensidad e intervalos permitió disminuir la grasa corporal mientras crecía su masa muscular.

Más Noticias

Más Noticias