Famosos

Madonna y el régimen físico que la mantiene como la sexagenaria más deseada

La incombustible Reina del Pop luce un cuerpo impresionante a una edad en la que la mayoría ya piensa en jubilarse. El apego de Madonna por el fitness llega a un punto de que varios reputados entrenadores han renunciado al no soportar el ritmo brutal de sus rutinas. Uno de ellos ofrece un vistazo a la cotidianidad de la diva en el gimnasio.      

Madonna y el régimen físico que la mantiene como la sexagenaria más deseada
Madonna y el régimen físico que la mantiene como la sexagenaria más deseada

A sus 62 años de edad, Madonna es un ejemplo cabal de como un régimen de entrenamiento físico es capaz de mantener en extraordinarias condiciones a las personas que son capaces de someterse a semejante disciplina sin importar el transcurrir del tiempo. El paso de los años y las décadas no hace sino favorecer a la llamada Diva del Pop que posee uno de los cuerpos femeninos mejor definidos, más firmes y admirados de toda la industria del entrenamiento.

Madonna entrena 6 días a la semana

La Reina del Pop es a su vez la reina del gimnasio, del jogging y del fitness en general desde más de tres décadas y esa es la esencia de su secreto para mantenerse en tan envidiable forma. Su apego a las rutinas frecuentes llega al punto de que su gimnasio personal ha visto desfilar a varios entrenadores personales de mayor prestigio de Hollywood, quienes a pesar de lo deseable que resulta la posición no han podido llevarle el ritmo y después de un tiempo de absoluta entrega a su lado han terminado por renunciar.   

Tal fue el caso de la figura del fitness y escritora Tracy Anderson, quien trabajó para la Reina del Pop por tres agotadores años, entre 2006 y 2009 y quien ha hecho algunas interesantes revelaciones en varias entrevistas. Anderson fue un soporte importante para Madonna en una época difícil de su vida, ayudándole a superar un par de cesáreas, un accidente de equitación que le produjo diez huesos rotos y además tres operaciones de hernia.   

Tras muchos esfuerzos que llegaban al punto de tener que estar disponible las 24 horas del día para atender cualquier antojo fitness de la impredecible diva, la entrenadora no pudo evitar algunas fricciones en su relación con Madonna lo que pasado el tiempo le condujo a unirse a la lista de preparadores que han puesto la renuncia a la estrella.

De los entrenamientos con Madonna, Tracy Anderson recuerda su ritmo endemoniado. Entrenaban junta 6 días a la semana por dos horas. Comenzaban con 45 minutos de ejercicio aeróbico que incluía baile.  Luego se pasaba a la tonificación muscular y posteriormente se trabajaba definición y la flexibilidad. Las rutinas excluían el correr y las pesas por encima de un kilo, pues a la cantante no le interesa desarrollar una mayor masa muscular, pues en opinión de Anderson posee un cuerpo perfecto, carente de grasas, celulitis y en el que abunda la tonificación. 

Más Noticias

Más Noticias