Famosos

Salma Hayek: 54 años con un tipazo muy fitness sin demasiado esfuerzo

Aunque parezca mentira para algunos, el secreto de Salma Hayek para mantener su figura igual que hace 25 años tiene poco que ver con el hecho de ser la sexta mujer más rica del mundo. Su secreto radica en una técnica de yoga que define la musculatura mientras lleva adelante su vida cotidiana.  

Salma Hayek: 54 años con un tipazo muy fitness sin demasiado esfuerzo
Salma Hayek: 54 años con un tipazo muy fitness sin demasiado esfuerzo

La actriz mexicana Salma Hayek es ejemplo de una sorprendente evolución profesional, que la llevó desde los culebrones rosa de la televisión de sus país hasta protagonizar superproducciones de Hollywood, lo que le ha costado varias décadas de esfuerzo y trabajo, años que no han pasado en vano pero que sin embargo no han hecho mella en su belleza o en su envidiable figura.      

Salma Hayek práctica yoga restaurativo

A sus 54 años de edad, Salma Hayek sigue luciendo tan bién como hace un cuarto de siglo atrás, cuando protagonizó From Dusk till Dawn junto a otros grandes nombres de la industria. Aunque parezca mentira para algunos su secreto tiene poco que ver con el hecho de ser la sexta mujer más rica del mundo y puede ser cierto, pues acaso ¿cuántas mujeres del mundo pueden presumir lucir igual que hace 25 años atrás a pesar de sus muchos millones?

A juzgar por lo que comparte en sus redes sociales pareciera que Salma Hayek hace muy poco para mantenerse en forma y por el contrario es una sibarita que disfruta constantemente de banquetes, golosinas, platillos y de pasar horas en la cocina preparando delicias para ella misma y los suyos. 

Para los conocedores del personaje el secreto de Salma Hayek radica en su particular entrenamiento, que corresponde a una técnica de yoga que ella califica de “yoga restaurativo”.Consiste en sostener su cuerpo “de una manera que los músculos se activen todo el día”, según explicó en una entrevista. Así la diva azteca logra tonificar su musculatura mientras hace actividades tan comunes como cepillarse los dientes.  

Salma Hayek atribuye a su entrenadora inglesa el haberle enseñado ese extraordinario método. “Ella me enseñó a tonificar mis músculos sin exigirles demás. Los relajas y te enfocas en las partes que deben usarse, pero nunca con tensión”, según reveló. Así que es posible que en ese mismo instante en que la actriz fuera fotografiada degustando un dulce, desfilando en la red carpet o protagonizando un filme estuviera a la vez trabajando sus músculos sin que nadie lo notase.Toca entonces abrir la mente, relajarse y decir como la Hayek: ...“Namasté”.

Más Noticias

Más Noticias