Famosos

Tom Ellis: La nutrición y las rutinas de un Lucifer sin cuernos

Cuando Lucifer pasó de Fox a Netflix Tom Ellis se entregó de lleno a una severa rutina que le hizo ganar más de 9 kilos de masa muscular distribuidos en sus brazos, abdominales, espalda y pectorales, un cambiazo que lo convirtió en el poseedor del cuerpo más alabado de la pantalla chica

Tom Ellis: La nutrición y las rutinas de un Lucifer sin cuernos
Tom Ellis: La nutrición y las rutinas de un Lucifer sin cuernos

De todas las versiones del Príncipe de las Tinieblas hechas por la industria del entretenimiento estadounidense ninguna fue jamás tan tentadora como la realizada por Tom Ellis para la serie Lucifer, en la que el actor galés descartó los cuernos y el tridente para ofrecer una interpretación del diablo repleta de mucha seducción.

Tom Ellis (Foto: Men's Health)

Tom Ellis nació en Gales, Reino Unido, hace 42 años. Su primera experiencia actoral ante las cámaras fue su rol en la comedia The Life and Adventures of Nicholas Nickleby, una coproducción británica-estadounidense del año 2001. Desde entonces Tom Ellis ha desarrollado una extensa carrera en la que ha participado en numerosos proyectos de cine y televisión en ambos lados del Atlántico, de los que Lucifer es el escalón más alto. 

Gracias a su rol en Lucifer, Tom Ellis se convirtió en un símbolo de masculinidad y atractivo, no sólo por su encanto y rostro agraciado, sino por su porte distinguido y gran cuerpo, que si bien no es el más musculoso de Hollywood es uno de los mejor definidos de toda la industria. El rescate de Lucifer por Netflix tras su descarte por Fox jugó un papel en la transformación física de Tom Ellis, pues éste hizo un pacto con el entrenador personal Paolo Mascitti por el cual, si la serie regresaba, él sería el encargado de su preparación física.

Al darse el pase de Lucifer a Netflix Tom Ellis se entregó de lleno a una severa rutina diseñada por Mascitti, que le hizo ganar más de 9 kilos de masa muscular distribuidos en sus brazos, abdominales, espalda y pectorales, un cambiazo que convirtió al galés en el poseedor del cuerpo más alabado de la pantalla chica. La rutina que construyó el tipazo de Tom Ellis se labró no sólo en el gimnasio sino también en la cocina, pues el actor debió eliminar del todo el consumo de cerveza y alimentos procesados. 

Su primera comida del día pasó a ser cinco claras de huevo con una yema y una porción de aguacate, complementadas por una taza de avena con frutos rojos. El almuerzo estaba compuesto por una porción de proteína magra, con un acompañamiento de quinua y batata.Para la cena Tom Ellis podía consumir pescado, verduras salteadas y proteína magra. Entre cada comida el actor debía tomar un batido de frutas con algunas cucharadas de polvo de proteínas.

El entrenamiento se distribuyó en seis días a la semana, con cuatro días dedicados a la parte superior del cuerpo y dos de alta intensidad para el cuerpo completo. Cuatro rutinas con pesas fueron el núcleo del plan creado para hacer de Tom Ellis todo un adonis. Press militar de pie con 4 series por 8 repeticiones. Press de hombros sentado, con 4 series por 8 repeticiones. Elevación lateral con mancuernas de pie, con 4 series por 12 repeticiones y vuelos posteriores con mancuernas, con 4 series por 10 repeticiones.

Más Noticias

Más Noticias