Gimnasio

Bicicletas elípticas: Híbridos que combinan los beneficios del fitness y el runner

Las bicicletas elípticas ofrecen como ventaja principal su muy bajo impacto articular, por lo que aquellas personas que les sea contraindicado la práctica del running, el fútbol, tenis, rugby, entre otros deportes, tienen en estas máquinas el modo de seguir manteniéndose en forma.

Bicicletas elípticas: Híbridos que combinan los beneficios del fitness y el runner

En los gimnasios y los hogares de personas fitness se ha hecho cada vez más común la presencia de las bicicletas elípticas, un aparato que podría describirse como un híbrido entre una bicicleta estática convencional y un aparato de caminar tipo stepstep, el cual carece de sillín por lo cual los ejercicios deben hacerse de pie, con un movimiento constante del tren inferior que realiza una rotación prolongada en forma de una elipse, el cual ofrece la sensación permanente de estar dando grandes pasos en el aíre.

Las bicicletas elípticas poseen dos largos asideros verticales en su parte frontal para los brazos que al tomarlos obligan a trabajar el tren superior, haciendo que la fuerza conjunta de brazos y piernas se sume para vencer la resistencia que ofrecen los distintos programas de entrenamiento de los que disponen estos aparatos. La creciente popularidad de estas máquinas está relacionada con su facilidad de uso para personas de todas las edades, entre ellas las que por motivos de edad y salud no pueden someterse a programas de entrenamiento de alto impacto.

La presencia de lesiones y enfermedades en las articulaciones, sobre todo del tren inferior y secuelas por caídas e intervenciones quirúrgicas limitan e incluso impiden el desarrollo de muchas ejercitaciones. Las bicicletas elípticas ofrecen la ventaja de ofrecer una alternativa de entrenamiento para estas personas, ya que las rodillas y demás articulaciones de las personas que usen estas máquinas no sufrirán de una sobredemanda por la sutil naturaleza biomecánica del tipo ejercicio que se realiza sobre estos aparatos.   

La ventaja principal del uso de las bicicletas elípticas es su muy bajo impacto articular, por lo que aquellas personas que les sea contraindicado la práctica del running, el fútbol, tenis, rugby, entre otros deportes, tienen en estas máquinas el modo de seguir manteniéndose en forma. Lo anterior no quiere decir en ningún caso que las bicicletas elípticas solo ofrezcan rutinas ligeras, pues estas máquinas pueden programarse para simular esfuerzos físicos tan demandantes como la ascensión a elevaciones montañosas sin a la vez impactar severamente las articulaciones gracias a la capacidad de amortiguación que ofrecen sus engranajes.

Los modelos más avanzados de bicicletas elípticas ofrecen las muchas ventajas que da la incorporación de la tecnología, a través de pantallas táctiles con conexión a internet, parlantes para ambientar musicalmente las rutinas, conectividad con el smartphone, uso de aplicaciones fitness que pueden ofrecer planes de entrenamiento que atienden las necesidades más específicas, información sobre la sesión de ejercicios con recomendaciones y la evolución en el tiempo.  

Más Noticias

Más Noticias