Gimnasio

Dorsales de aceros: Los mejores ejercicios para trabajar la espalda

¿Qué ejercicios debes hacer para tonificar los dorsales? Aprende a ejercitar el músculo más ancho del tronco en el gimnasio

Dorsales de aceros: Los mejores ejercicios para trabajar la espalda
Dorsales de aceros: Los mejores ejercicios para trabajar la espalda

Hay quienes concentran todo su tiempo y esfuerzo en el gimnasio en las zonas más visibles del cuerpo, pecho y bíceps, dejando por fuera de su rutina de entrenamiento algunos músculos esenciales como los dorsales

Ejercicio para pectorales, jalones con polea al pecho

El dorsal ancho es el músculo más grande y fuerte del tronco, ubicado en la parte posterior de tronco, se extiende desde la región lumbar hasta el húmero, e interviene en muchas acciones físicas. Para ejercitarlo pon en práctica esta sencilla rutina.

Jalones con polea al pecho
Siéntate en el banco y agarra la barra situada en la polea superior. Las manos deben ubicarse en ambos extremos superando el ancho de los hombros. Desde esta posición, manteniendo la espalda recta, jala la barra hasta la altura del pecho, mientras haces esto mueve los codos hacia atrás. Luego estira nuevamente los brazos y repite el ejercicio

Remo con barra
Este ejercicio no puede faltar en tu rutina de entrenamiento de espalda para trabajar los dorsales. Sujeta una barra con ambas manos, inclina el torso en un ángulo de 45º y flexiona ligeramente las rodillas. Desde esta posición mueve los brazos para tirar de las barras.

Ejercicio para pectorales, remo con mancuernas

Remo con mancuernas
Este ejercicio es perfecto parar trabajar los dorsales de manera independiente. Apoya una rodilla en la parte baja de un banco inclinado y la mano del mismo lado en la parte alta, manteniedo el brazo completamente estirado. Sujeta una mancuerna con la mano contraria y desde esta posición flexiona y estira el brazo para hacer un remo completo.

Dominadas
Para quienes se están iniciando lo recomendable es realizar una progresión usando una barra de menor altura. Coloca ambas manos en la barra, un poco por encima del ancho de los hombros, con las palmas mirando hacia al frente. Desde esta posición eleva el cuerpo hasta que la barbilla supere la altura de la barra. 

Más Noticias

Más Noticias