Noticias

Más países optan por vacunar a sus atletas antes de los Juegos de Tokio

Japón ha decidido no priorizar las vacunas para los atletas olímpicos mientras que el COI no exige que las delegaciones lleguen vacunadas y ha comprado un lote de vacunas chinas para aplicarlas a los no inoculados, pese a que el Gobierno de Japón aún no ha autorizado su uso. 

Japón ha avanzado poco en la vacunación masiva, a contravía de los países con las mayores economías del mundo
Japón ha avanzado poco en la vacunación masiva, a contravía de los países con las mayores economías del mundo

Bélgica y Alemania son los últimos países que han anunciado sus planes de vacunar a las delegaciones que le representarán en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, una medida que es replicada cada vez más por un mayor número de naciones mientras los organizadores de la cita y las autoridades niponas ultiman los detalles del meticuloso protocolo sanitario a implementar, que se anticipa será muy severo. 

Este lunes un vocero del Gobierno de Alemania aseguró que todos los miembros de la delegación alemana serán vacunados para evitar riesgos para los atletas, entrenadores y federativos. El portavoz indicó que el Consejo de Ministros ve con buenos ojos enviar a sus delegados a Tokio, dando un voto de confianza a su contraparte de Japón que ha hecho público su compromiso de organizar unas olimpiadas seguras pese a la pandemia del Covid-19.

Por su parte, el Gobierno de Bélgica anunció que dará prioridad a sus atletas olímpicos durante la campaña de vacunación contra la enfermedad en ocasión de la proximidad de los Juegos de Tokio que se realizarán a finales del mes de julio. La delegación belga estará conformada por 170 representantes olímpicos y 55 paraolímpicos. 

Kenia inició a principios de abril la vacunación de sus 75 deportistas olímpicos en el estadio Kasarani de Nairobi. El plan keniano es amplio pues incluye la inoculación de unos 3 mil 500 personas, que incluirá a deportistas, entrenadores y federativos, además de personas allegadas. México también inició en marzo su programa de vacunación que incluye 150 atletas y su personal de apoyo.

En contraste, el país anfitrión Japón ha decidido no priorizar las vacunas para los atletas olímpicos, mientras crece la crítica contra la actuación de las autoridades en un país que ha avanzado poco en la vacunación masiva, a contravía de los países con las mayores economías del mundo. Por su parte, el Comité Olímpico Internacional no exige que las delegaciones lleguen vacunadas y ha comprado un lote de vacunas chinas para aplicarlas a quienes no lo estén, pese a que el Gobierno de Japón no ha autorizado el uso de las mismas en el país.  

   

Más Noticias

Más Noticias