Noticias

Viento en contra frenó los registros en el Maratón Femenino de Nagoya

Las restricciones sanitarias hicieron decrecer la nómina de participantes presenciales de la principal carrera femenina del mundo de 22.000 mil a sólo 5.000 atletas. El Maratón Femenino de Nagoya marcó un discreto retorno de las pruebas masivas de largo aliento de clase mundial con la asistencia del público.

Viento en contra frenó los registros en el Maratón Femenino de Nagoya
Viento en contra frenó los registros en el Maratón Femenino de Nagoya

La reserva del seleccionado olímpico japonés Mizuki Matsuda, de 25 años triunfó con un tiempo de  2.21:51 en el Maratón Femenino de Nagoya, la primera carrera de la categoría Platinum de la Federación Mundial de Atletismo que se celebra desde el inicio de la crisis sanitaria global hace ya un año. 

Maratón Femenino de Nagoya

El segundo lugar le correspondió a Sakaya Sato, con un tiempo de 2.24:32. El tercer escalón del podio lo completó Natsumi Matsuita, con un registro de 2.26:36. El Maratón Femenino de Nagoya es considerado la principal carrera de su tipo en el mundo, con una participación anual promedio de veinte mil atletas, que se redujo este año a cinco mil corredoras debido a la pandemia.  

Otra de las corredoras que llamó la atención en el circuito fue la japonesa Mariko Yugueta, de 62 años, quien obtuvo en Nagoya un registro de 2:54:31, un tanto lejos de su marca de 2:52:13, que es el mejor récord para una mujer sobre los 60 años de edad. El viento en contra frenó los números de Yugueta y de las otras atletas participantes. 

El evento fue la primera carrera multitudinaria con asistencia de público que se realizó en Japón desde el estallido de la pandemia y se organizó bajo un estricto protocolo sanitario, que marcó un discreto retorno a este tipo de eventos en el calendario internacional de carreras de largo aliento de clase mundial. 

Las 5.000 atletas que recorrieron Nagoya eran japonesas y extranjeras residentes en la nación asiática, pues las autoridades niponas prohibieron la llegada de competidoras foráneas debido a la persistencia de la pandemia y las nuevas variantes del Covid-19. Todas las corredoras debieron superar un test PCR 48 horas antes del evento.     

Las restricciones sanitarias hicieron crecer la nómina virtual del Maratón Femenino de Nagoya, que contó con unas 22.000 participantes a distancia, en su mayoría extranjeras, que hicieron uso de una aplicación para registrar sus marcas donde quiera que se encontrasen.         

Matsuda, de 25 años y que figura como reserva para el equipo olímpico nipón para los Juegos de Tokio, terminó por debajo de su mejor marca personal en una carrera que estuvo marcada por el fuerte viento en contra de la dirección de la carrera. En segundo lugar terminó Sakaya Sato, con 2.24:32, mientras que el podio lo completó Natsumi Matsuita con una marca de 2.26:36.

Unas 5.000 corredoras participaron en la competición, todas ellas residentes en Japón debido a que el país mantiene sus fronteras cerradas para visitantes extranjeros desde finales del pasado diciembre con vista a frenar la propagación del coronavirus.

Más Noticias

Más Noticias