Yoga

5 posturas de yoga para tonificar el abdomen y conseguir un vientre plano

Si estás decidida a deshacerte de esos rollitos de grasa en la zona del abdomen, estas posturas de yoga serán de mucha utilidad para activar la musculatura abdominal, esencial para brindar un mejor soporte a la columna vertebral.

5 posturas de yoga para tonificar el abdomen y conseguir un vientre plano
5 posturas de yoga para tonificar el abdomen y conseguir un vientre plano

Cuando pensamos en un vientre plano, la primera imagen que se viene a la mente es una mujer tumbada en el piso boca arriba, con las piernas flexionadas, tratando de acercar el torso a las rodillas; pero no todos los ejercicios abdominales son beneficios para la fisonomía femenina. En este artículo, el tercero de una serie de trabajos sobre acondicionamiento físico, te presentamos cinco posturas de yoga especialmente indicadas para ejercitar la musculatura abdominal.

Aplana el abdomen con Uttapadasana

Uttapadasana

Esta postura es doblemente efectiva, debido a que te ayuda a perder grasa en la zona abdominal y tonifica las piernas. Para realizar esta asana, acuéstese sobre la esterilla boca arriba, con los brazos estirados a ambos lados del cuerpo y las piernas extendidas y bien juntas. Desde esta posición, toma aire y levanta las piernas lentamente hasta que estén perpendiculares al suelo, de tal manera que tu cuerpo forme una L. Una vez arriba, aguanta 5 segundos para luego bajar las piernas rectas mientras expulsas lentamente el aire que tenías retenido en los pulmones. Para que esta asana cumpla su cometido debes realizar 10 repeticiones, hasta llegar a 20.

Navasana

También conocida con postura del Barco, esta asana requiere una mayor contracción de los músculos abdominales, por lo que al final de cada sesión sentirás el abdomen más firme. Para hacer Navasana, túmbate sobre la esterilla boca arriba, con las palmas de las manos en la base de la cabeza y las piernas rectas. Eleva la cabeza lo más que puedas, manteniendo los hombros relajados, inspira profundamente y luego sube ambas piernas rectas con las puntas de los pies en dirección al techo, tratando de que éstas sobrepasen la altura de la cabeza. Mantente así por cinco segundo y una vez transcurrido el tiempo baja la cabeza y las piernas lentamente mientras expulsas el aire. Realiza 10 repeticiones, hasta lograr alcanzar la meta de 20 en cada sesión.

Ustrasana

Ésta es una variante de la postura del Camello, como también se le conoce, ideada para trabajar la zona del abdomen. Ponte de rodillas sobre la esterilla con la espalda recta, las piernas separadas al ancho de la cadera y los dedos de los pies apoyados en el suelo, cuidando de que el empeine no toque el piso. Desde esta posición estira los brazos hacia delante, paralelos al suelo, luego echa la espalda hacia atrás junto con los brazos hasta que logres tocar tus pies con ambas manos o al menos los dedos. Mantente así por 10 segundos y luego regresa a la postura inicial. Unas tres repeticiones serán suficiente para trabajar el abdomen, pero la meta es llegar a 6 repeticiones diarias.

Media luna con rebotes

Todos los movimientos de esta postura se concentran en los abdominales oblicuos y su efectividad dependerá de la cantidad de repeticiones que hagas. Para hacer la Media luna con rebotes, ponte de pie, con la espalda recta y las piernas ligeramente separadas al ancho de los hombros. Toma aire para levantar los brazos, estirados, por encima de la cabeza. Una vez en esta posición, inclina lo más que puedas la parte superior del cuerpo hacia la derecha y haz siete rebotes, mientras rebotas tu cuerpo suelta un poquito de aire. Repite el movimiento en el lado contrario.

Ardha Utthanasana

Esta postura es una adaptación de Ardha Utthanasana para realizar abdominales hipopresivos, una manera eficaz para tonificar el abdomen y conseguir un vientre totalmente plano. Colócate de pie con la espalda recta, para luego inclinar hacia adelante la parte superior del cuerpo hasta que el tronco esté paralelo al suelo. Una vez en esta posición, toma aire y contrae lo más que puedas la barriga durante 10 segundos. Si deseas puedes apoyar ambas manos en las rodillas para tener mayor estabilidad. Repite cuatro veces esta postura, pero la meta es llegar a 8 diarias.

Más Noticias

Más Noticias