Yoga

5 posturas de yoga para tonificar y darle forma a los glúteos

Si bien existe una asana para trabajar cada zona del cuerpo, en este artículo te mostraremos cómo ejercitar los glúteos combinando la respiración y una serie de sencillas posturas corporales, que no dudarás en incluir en tu rutina de acondicionamiento.

5 posturas de yoga para tonificar y darle forma a los glúteos
5 posturas de yoga para tonificar y darle forma a los glúteos

Una de las zonas del cuerpo más difíciles de trabajar para algunas mujeres son los glúteos, región que concentra músculos muy potentes y de gran tamaño, por eso en este segundo artículo de la serie sobre acondicionamiento físico, recopilamos una serie de asanas o posturas de Yoga que te ayudarán a tonificar el glúteo mayor, mediano y menor.  

Ejercita glúteos, espalda, abdomen y piernas con Utkatasana

Utkatasana o postura de la Silla

Una de las asanas de yoga favoritas para tonificar los glúteos es Utkatasana, es una postura estupenda no sólo para trabajar esa parte de tu cuerpo que siempre queda expuesta a la vista de todos, además te permite ejercitar la espalda, el abdomen y las piernas. Para hacer la postura de la Silla colócate de pie con los brazos a ambos lados del cuerpo y las piernas separados al ancho de la cadera. Eleva los brazos hacia el techo con las palmas de las manos enfrentadas, luego flexiona las rodillas de tal manera que queden alineadas con los tobillos. Mantente así por al menos 30 segundos.

Purvottanasana o postura del Sol

Para hacer esta postura debes estar sentada sobre una esterilla con las piernas estiradas hacia delante. Inclina el tronco hacia atrás y coloca las manos detrás de la cadera al ancho de los hombros. Con las manos apuntando en dirección hacia los pies, presiona la esterilla, haz lo mismo con los talones para elevar la cadera hacia arriba. Para mantener esta postura firme por al menos 30 segundos deberás contraer los glúteos, lo cual es una estupenda forma de trabajar esta zona del cuerpo.

Setu Bandha Sarvangasana o postura del Puente

Échate en el piso boca arriba sobre una esterilla, con las piernas flexionadas, separadas al ancho de los hombros y la planta de los pies apoyada en el piso. Estira los brazos y coloca debajo de la espalda con las manos entrelazadas. Desde esta posición contrae los glúteos para elevar la cadera hasta formar una línea recta de rodilla a cabeza. Mantén esta posición durante 30 segundos y luego relaja todo el cuerpo.

Eka Pada Setu Bandha Sarvangasana o Puente de pierna extendida

Se trata de una variante de la asana anterior, por lo que deberás adoptar la misma pose inicial para elevar la cadera del suelo formando una línea recta de cabeza a tobillo y una vez en este punto estira una pierna apuntando en dirección al techo. Para mantener esta postura por al menos 30 segundos tienes que contraer al máximo los glúteos, lo cual es genial para concentrar todo el trabajo en esta zona.

Tuladandasana o postura Volando

Para mantener el equilibrio en esta postura el trabajo de glúteos y abdomen es clave. Colócate de pie, con las piernas separadas a la anchura de la cadera. Baja el tronco hacia adelante con la espalda recta y una vez en esta posición eleva una pierna hasta formar una línea recta con la espalda y la cabeza. Manten en todo momento los brazos estirados a ambos lados del cuerpo. Unos 30 segundos serán suficiente para comenzar a notar los resultados.

Más Noticias

Más Noticias