Yoga

Así puedes hacer Viparita Karani Mudra, una postura de inversión apta para todos

Viparita Karani Mudra o la postura del Gesto invertido es una de las asanas de inversión de yoga más populares entre los principiantes. Si aún no has experimentado sus beneficios, en las siguientes líneas te mostramos cómo iniciarte en su práctica.

Así puedes hacer Viparita Karani Mudra, una postura de inversión apta para todos
Así puedes hacer Viparita Karani Mudra, una postura de inversión apta para todos

Aunque su nombre así lo refiera, Viparita Karani Mudra no es un Mudra, es decir, un gesto que se realiza con las manos para guiar la energía vital a la parte superior del cuerpo, es considerada una asana de inversión con grandes beneficios. Viparita proviene del sánscrito "invertido" o "al revés" y Karani traducido al español significa "gesto", la postura del Gesto invertido como también se le conoce encierra increíbles beneficios para la salud.

Viparita Karani Mudra o postura del Gesto invertido

Viparita Karani Mudra es una postura de inversión, pero a diferencia de otras asanas de yoga que llevan la cadera más alto que el corazón al poner literalmente el cuerpo boca abajo, esta postura puede ser practicada por todos, sin importar si eres principiantes, gracias a su variación contra la pared que facilita su ejecución.

Beneficios de Viparita Karani Mudra

Cómo hacer Viparita Karani Mudra

Para introducirte en la postura del Gesto invertido, túmbate en el piso boca arriba sobre una esterilla, con las piernas estiradas delante de ti, los brazos a los costados del cuerpo y las palmas de las manos en contacto con la alfombrilla. Inhala para flexionar las rodillas contra tu pecho y exhala para despegar del suelo la zona lumbar, utilizando las manos como soporte de la espalda baja.

Eleva las piernas, las caderas y la parte baja de la espalda. Una vez que hayas extendido por completo las piernas, inclínalas ligeramente hacia la cabeza. Los antebrazos deben quedar apoyados en el suelo, por lo que debes desplazar todo el peso del cuerpo hacia los codos, las manos y los hombros. Por tratarse de una postura restaurativa, asegúrate de no comprimir la zona cervical ni la cabeza, ya que no debes sentir ningún tipo de tensión.

Quédate en la postura durante el tiempo que quieras, aunque lo recomendable es mantener la pose entre 5 a 15 segundos, tiempo durante el cual deberás respirar profundamente para sentir los beneficios de invertir el cuerpo boca abajo. Si eres un practicante experimentado, puedes extender los brazos a ambos lados del cuerpo.

Viparita Karani Mudra: Variación

Si vas a practicar esta asana de inversión por primera vez, puedes optar por la variación contra la pared, haciendo uso de una manta o cojín para soportar la espalda baja. Túmbate boca arriba sobre una esterilla y deja las piernas apoyadas en la pared, con una manta doblada debajo de las caderas para mantener la pelvis en alto. La distancia a la que debes colocarte de la pared dependerá de tu flexibilidad y altura. 

Más Noticias

Más Noticias