Yoga

Aumenta la flexibilidad de la espalda con Ardha Matsyendrasana

La postura de la Media Torsión Sentada o Ardha Matsyendrasana es un excelente movimiento de flexión para mejorar la salud de la columna, su práctica no reviste de complejidad, por lo que en las siguientes líneas te guiaremos paso a paso para que aprendas a rejuvenecer tu cuerpo.

Aumenta la flexibilidad de la espalda con Ardha Matsyendrasana
Aumenta la flexibilidad de la espalda con Ardha Matsyendrasana

Ardha Matsyendrasana es una asana básica de yoga de media torsión que hace girar la columna vertebral desde la base hasta los cervicales, favoreciendo el estiramiento de la musculatura que soporta las 33 vertebras que la componen. Postura que entre otras cosas aumenta el riego sanguíneo del sistema nervioso, ralentizando el deterioro de la espina dorsal.

Ardha Matsyendrasana

Ardha Matsyendrasana, conocida en inglés como  Half Lord of the Fishes (Medio Señor de los Peces) y en español como postura de Media Torsión Sentada, recibe este nombre de su creador, un conocido sabio de la tradición del yoga llamado Matsyendra. Debido a que la postura original reviste de cierta complejidad, se ha popularizado la práctica de esta media postura, esencial para mantener la salud de la columna vertebral.

Beneficios de hacer Ardha Matsyendrasana

Cómo hacer Ardha Matsyendrasana: paso a paso

Inicia en Dandasana, sentado sobre una esterilla con las piernas juntas estiradas delante de ti, la espalda erguida y los brazos a ambos lados del torso. Dobla la pierna derecha, crúzala por encima de la otra, para apoyar la planta del pie en el suelo cerca de la rodilla izquierda. Luego flexiona la pierna izquierda para llevar el pie cerca de la cadera derecha, de esta manera la cara posterior de la pierna quedará en contacto con la esterilla.

En este punto los dos isquiones, esos pequeños huesos ubicados en la parte inferior de la pelvis, deben estar completamente apoyados en el suelo para asegurar la verticalidad de la columna. Ahora inhala profundamente para estirar el cuerpo hacia arriba como si quisieras crecer y al exhalar comienza a girar de manera suave y lenta a la derecha. La torsión debe comenzar en el sacro, después la zona lumbar, dorsal y cervical, siguiendo este orden para abarcar todas las vértebras de la columna.

Apoya la mano derecha en el suelo detrás de ti para acentuar la torsión y lleva el brazo izquierdo por encima de la rodilla para coger el pie derecho con la mano izquierda. Una vez hecho esto, despega la mano derecha del piso, flexiona el codo para rodear la cintura por detrás con el brazo. Ahora gira la cabeza dirigiendo la mirada hacia atrás. Cuando hayas llegado a Ardha Matsyendrasana, mantente así durante cinco respiraciones completas, para regresar a la posición inicial y repetir hacia el otro lado.

Quiénes no pueden hacer Ardha Matsyendrasana

Si quieres practicar Ardha Matsyendrasana es importante que no tengas lesiones en la espalda, pues este tipo de posturas de torsión podrían agravar el malestar. Situación similar aplica para las mujeres en estado de gestación, debido a que al girar la columna la barriga quedaría aprisionada contra la pierna.

Más Noticias

Más Noticias