Yoga

Bakasana o la postura de la Grulla: Así puedes hacer esta retadora asana de yoga

¿Qué pensarías si te dijeran que puedes fortalecer los brazos y el abdomen, soportando todo el peso del cuerpo sobre las muñecas? Descubre los increíbles beneficios de hacer Bakasana, una de las posturas de equilibrio más retadoras de yoga.

Bakasana o la postura de la Grulla: Así puedes hacer esta retadora asana de yoga
Bakasana o la postura de la Grulla: Así puedes hacer esta retadora asana de yoga

Conocida en sánscrito como Bakasana, la postura de la Grulla como también es llamada esta asana avanzada de yoga, es una pose de equilibrio que se debe realizar con cuidado, poco a poco, con movimientos lentos y medidos hasta adquirir control sobre el cuerpo, mediante el trabajo conjunto de brazos, abdominales y espalda, para ejecutar este movimiento de forma completa y sostenida, sin riesgo de sufrir lesiones.

Bakasana o la postura de la Grulla

Beneficios de hacer Bakasana

¿Cómo hacer Bakasana?

Para introducirte en esta asana de yoga comienza en Tadasana, con el torso erguido, las piernas juntas y los brazos estirados a ambos lados del cuerpo. Flexiona las rodillas para descender las caderas hasta ponerse en posición de cuclillas, para luego separar las rodillas a la anchura de las caderas y apoyar firmemente las palmas de las manos en el suelo delante de ti, con los dedos separados.

Coloca las rodillas en la parte posterior de los brazos, lo más cerca que puedas de las axilas; ahora inclínate hacia adelante y eleva los glúteos para apoyar el peso del cuerpo sobre los brazos y de esta manera levantar los pies del suelo. Una vez alcanzado el equilibrio, dirige la mirada hacia el frente para mantener esta posición por espacio de cinco respiraciones completas (inhala-aguanta-exhala).

Para alcanzar el equilibrio es conveniente que comiences levantando primero un pie para luego probar con el otro, y una vez que te sientas cómoda puedes optar por elevar ambos pies al mismo tiempo. Al principio puedes optar por colocar un cojín en el suelo delante de la cabeza para protegerte en caso de una caída.

¿Quienes no pueden hacer la postura de la Grulla?

Si bien la práctica de esta postura de equilibrio comporta increíbles beneficios físicos, soportar el peso del cuerpo sobre las muñecas no es recomendable para quienes padecen de síndrome de túnel carpiano, o sienten dolor en los codos o en los hombros, pues podría agravar esta condición.

Más Noticias

Más Noticias