Yoga

Con estas posturas de yoga podrás definir tus muslos y presumir tus piernas

Si se practica de la forma correcta estas posturas de yoga pueden ayudarte a moldear las piernas, por lo que antes de invertir en procedimientos estéticos para mejorar la apariencia de tu cuerpo, te recomendamos que pongas en práctica estas sencillas posturas.

Con estas posturas de yoga podrás definir tus muslos y presumir tus piernas

En opinión de la instructora certificada de yoga Ninoska Bermúdez existe un grupo de posturas de yoga que pueden ser muy útiles para trabajar las piernas, uno de los grupos musculares más grande del cuerpo y el que mayor gasto calórico genera. Incluir estas asanas en tu práctica habitual de actividad física te permitirá no sólo activar la musculatura del tren inferior, sino además deshacerte de esos antiestéticos bultos de grasa que se acumulan en esta zona del cuerpo.

Prasarita Padottanasana

Prasarita Padottanasana

Partiendo de Tadasana, respira profundamente para dar un gran paso hacia el lateral, a una distancia promedio de 4.5 y 5 pies. Seguidamente, coloca las manos en el piegle de la cadera y la parte superior de los muslos, para luego echar los hombros hacia atrás y extender la espalda hacia arriba. Tumba el torso hacia delante y abajo, al tiempo que echas la cadera atrás, manteniendo la columna vertebral alargada y el cuello alineado a medida que desciende el tronco. En este punto, apoya las manos sobre la esterilla, con los dedos apuntando hacia adelante, presionando las palmas internas contra el piso. Una vez en esta posición, empuja la parte superior de los muslos hacia atrás para alargar el torso frontal, separar la ingle y ampliar la base de la pelvis. Luego apoya la cabeza justo debajo de la cadera para aguantar Prasarita Padottanasana durante cinco respiraciones completas.

Utkatassana

Utkatassana

Esta es una de las asanas de yoga favoritas para activar la musculatura de la espalda, el abdomen y las piernas, mientras elongas todo el cuerpo. Para hacer la postura de la Silla colócate de pie con los brazos a ambos lados del cuerpo y las piernas separadas al ancho de las caderas. Inhala profundamente para luego levantar los brazos rectos en forma vertical, con las palmas de las manos enfrentadas y los dedos apuntando al cielo. Luego exhala mientras flexionas las rodillas de tal manera que queden alineadas con los tobillos. Mantente así por al menos cinco respiraciones y asegúrate de tener la espalda recta.

Virabhadrasana I

Virabhadrasana I

Colócate de pie y una vez en esta posición inspira y espira profundamente tres veces. Luego separa las piernas con una apertura aproximada de seis centímetros, eleva los brazos en posición vertical y a partir de allí da un paso con la pierna derecha y flexiona la rodilla, dejando estirada la izquierda para formar un ángulo de 90 grados. Deja caer todo el peso del cuerpo sobre la pierna derecha y cuando hagas esto sentirás como aumenta la tensión en la pierna que quedó atrás, cuyo pie debe estar totalmente apoyado en el piso. Una vez que hayas alcanzando Virabhadrasana I, mantén la posición por espacio de cinco respiraciones, tiempo durante el cual deberás tener la espalda recta con los brazos en alto.

Uttanasana

Uttanasana

Partiendo de Tadasana, inhala llevando las manos al cielo y exhala doblando lentamente el tronco hacia delante, manteniendo las piernas firmes y estiradas. Mientras doblas el cuerpo hacia delante estira al máximo la espalda, intenta empujar la cadera para atrás y arriba, para que al flexionar el pecho y al abdomen se junten a los mulos. Un truco para respirar mientras estás en la postura de la Pinza, es elevar y estirar ligeramente el torso cada vez que inhales y en el caso contrario, pega el torso a las piernas con cada espiración. Aguanta durante cinco respiraciones antes de regresar a la posición inicial.

Adho Mukha Svanasana

Adho Mukha Svanasana

En esta ocasión te vamos a presentar una variación de la postura del Perro boca abajo, con flexión para activar los músculos de los brazos, además es perfecta para fortalecer la espalda, el cuello, los hombros y el abdomen. Para hacer Adho Mukha Svanasana colócate de pie, con las piernas separadas al ancho de la cadera, eleva los brazos hacia al techo para luego flexionar la parte superior del cuerpo de tal manera que las manos toquen el suelo. Da un paso hacia atrás para conseguir la postura de la V invertida y una vez aquí flexiona ambos brazos cuidando de que los codos no vayan hacia arriba, sino hacia afuera y hacia abajo. Realiza entre 10 o 30 respiraciones inspirando y espirando de forma regular y profunda para estimular al cuerpo.

Más Noticias

Más Noticias