Yoga

Gomukhasana: Cómo hacer la postura de Cara de Vaca paso a paso

Esta postura tiene grandes efectos en el estado anímico, además de incrementar la alegría y reducir la ira, descubre todos los beneficios de sentarse con las piernas cruzadas y los brazos doblados en Gomukhasana.

Gomukhasana: Cómo hacer la postura de Cara de Vaca paso a paso
Gomukhasana: Cómo hacer la postura de Cara de Vaca paso a paso

Esta es una de las posturas sentadas para principiantes más practicadas en los estudios de yoga. Perfecta para la elongación de un gran grupo de músculos del tren inferior cuerpo como los abductores, glúteos, aductor mayor, isquiotibiales y piramidal; así como el tríceps, dorsal ancho, pectorales, bíceps y trapecio en el brazo superior e inferior.

Te decimos cómo hacer la postura de Cara de Vaca

En sánscrito "Go" significa vaca y "mukha" rostro, la postura de Cara de Vaca, como también es conocida, produce una profunda apertura de pecho que permite que las emociones arraigadas en el corazón se expandan, ayudando a desarrollar una confianza plena en quien la practica.

Cuando las piernas se cruzan, uniéndose entre sí, y la cadera se asienta en el suelo, se establece una conexión directa con la Tierra y todo el amor, la confianza, la estabilidad y seguridad de la Madre Tierra se manifiesta a través de Gomukhasana, propiciando un verdadero equilibrio corporal. 

Beneficios de hacer la postura de Cara de Vaca

Cómo hacer la postura de Cara de Vaca

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas delante de ti y la espalda recta. Flexiona las rodillas acercándolas al pecho, manteniendo la planta de los pies en el suelo. En este punto desliza el pie derecho por debajo del izquierdo y cruza la pierna izquierda por encima de la derecha, con ambos talones al costado de la cadera contraria.

Una vez que las rodillas estén juntas, una encima de la otra, y el peso de tu cuerpo esté repartido equitativamente entre ambas piernas, estira el brazo izquierdo hacia el costado, apuntando con el dedo pulgar hacia el suelo, realiza una rotación interna del brazo hasta que consigas que la palma de la mano apunte al techo.

En este punto lleva el dorso de la mano izquierda a la espalda y ubícala en el espacio entre los hombros. Ahora extiende el brazo derecho con dirección al cielo y con una exhalación dobla el codo y lleva la palma de la mano hacia al espacio entre los omoplatos para unir con la mano derecha.

Eleva el codo derecho hacia el cielo y el izquierdo hacia el suelo, echa hacia atrás los hombros para estirar la espalda y expandir el pecho. Una vez que hayas alcanzado Gomukhasana, mantente así por un minuto y luego cambia de costado tanto las piernas como los brazos.

Más Noticias

Más Noticias