Yoga

Marichysana: Conoce las cuatro variantes de una misma asana

Si bien la práctica de cualquier asana es beneficiosa para la salud, las cuatro variantes de Marichysana purifican el cuerpo, ya que tienen efecto directo sobre el sistema digestivo y reproductor. Descubre los beneficios de flexionar tu cuerpo al máximo.

Marichysana: Conoce las cuatro variantes de una misma asana

Marichysana o postura Marichy que a su vez significa "rayo de luz" es una asana de yoga que tiene cuatro variantes (A, B, C y D), que pueden ser difíciles de distinguir pero que están conectadas entre sí por un mismo punto: en todas las manos se agarran por detrás de la espalda, mientras se hace una torsión hacia delante o se flexiona el torso.

Estira los músculos de las piernas con Marichysana

Beneficios de hacer Marichysana

¿Cómo hacer Marichysana A?

Partiendo de Dandasana, sentado, con la espalda recta y las piernas estiradas, dobla la rodilla derecha y acerca el talón a la ingle con el pie colocado en el suelo. Ahora inclina ligeramente la pierna doblada hacia el exterior, para luego flexionar completamente la parte superior del cuerpo hacia delante. 

Una vez en esta posición rodea la parte externa de la pierna doblada con el brazo derecho hasta alcanzar la parte baja de la columna. Lleva la mano izquierda por la espalda para agarrar la muñeca con la mano derecha. Cuando estés en Marichysana aguanta 10 o 15 minutos para regresar a la postura inicial y cambiar de posición.

Marichysana B

Partiendo de la postura de Medio Loto, pon el pie izquierdo sobre el muslo derecho, lo más próximo de la cintura. Dobla la pierna derecha, con el pie apoyado en el piso y acerca lo más posible al tronco, hasta que la rodilla esté por encima del tobillo. En este punto, flexiona el cuerpo hacia delante. Rodea la pierna izquierda con el brazo hasta llegar a la espalda, haz lo mismo con el brazo derecho para sujetar la muñeca izquierda con la mano derecha. 

Marichysana C

Partiendo de Dandasana, dobla la pierna derecha como en Marichysana A, pero esta vez dejando un pequeño espacio entre el pie derecho y la pierna izquierda, para que la rodilla quede justo encima del tobillo. Gira la espalda hacia la pierna doblada y luego pasa el brazo izquierdo por la parte superior de la rodilla doblada y rota hacia abajo hasta alcanzar la espalda para sujetar la muñeca del brazo derecho.

Marichysana D

Partiendo de Dandasana, realiza el Medio Loto, coloca el pie izquierdo sobre el muslo de la pierna derecha, lo más cerca de la cintura. Dobla la rodilla de la pierna derecha como en las anteriores variantes, para luego realizar una torsión de la espalda hacia la derecha con la mirada apuntando hacia atrás. Rodea la pierna izquierda con el brazo como hicimos en Marichysana C, para sujetar la muñeca de la mano derecha.


¿Quiénes no pueden practicar Marichysana?

Si tienes lesiones severas en la espalda, en la columna vertebral, te has sometido recientemente a intervenciones quirúrgicas en la zona abdominal o eres asmático, te recomendamos que no practiques ninguna de las cuatro variantes de Marichysana. Quienes por el contrario sufren de tensión arterial alta o dolores de cabeza pueden realizarla bajo supervisión.

Más Noticias

Más Noticias