Yoga

Prasarita padotanasa, la postura de yoga que vigoriza tu cuerpo y mente

Perfecta para aliviar el estrés, la ansiedad y mejorar tu estado de ánimo. Conoce todos los beneficios de Prasarita padotasana y aprende a ejecutarla correctamente con esta práctica guía

Prasarita padotanasa, la postura de yoga que vigoriza tu cuerpo y mente
Prasarita padotanasa, la postura de yoga que vigoriza tu cuerpo y mente

Prasarita padotasana es una postura de pie semi invertida. Aunque a simple vista parezca cosa sencilla, su ejecución requiere de una gran flexibilidad, ya que involucra toda la cadena muscular de las piernas y la espalda.

Partiendo de la postura de la Montaña puedes ejecutar Prasarita padotanasa

Esta postura semi invertida de yoga tiene muchos beneficios para la salud física, mejora el riego sanguíneo en el cerebro, descongestiona los órganos abdominales optimizando el funcionamiento del sistema digestivo y proporciona una sensación de bienestar general.

No es de extrañar que quienes practican esta postura de pie sienten una sensación vigorante en el cuerpo, puesto que mejora la movilidad del cuello, los hombros, la espalda, los brazos y la piernas.

Prasarita padotasana tiene cuatro variantes (A, B, C y D) siendo la más conocida la A. El secreto de esta postura está en la técnica, por eso te explicamos cómo ejecutarla. Recuerda que en caso de que no logres tocar el suelo con la coronilla de la cabeza en la última etapa de inclinación, puedes apoyarte utilizando una manta gruesa o una almohada. 

Disfruta de los beneficios de Prasarita padotanasa

Prasarita padotasana A

Partiendo de Tasana o postura de la Montaña, separa las piernas a una distancia de un metro aproximadamente, inhala profundamente y estira los brazos en cruz, para luego colocar tus manos en la cintura.

Flexiona el tronco hacia adelante desde la cadera, sin doblar las rodillas y coloca las manos en el suelo pararelas a los pies. En este punto, inhala y exhala para alargar tu espalda lo más que puedas hasta que la coronilla de la cabeza toque el suelo.

Para regresar a la postura inicial, levanta el tronco hacia adelante, manteniendo las piernas  y el core firme. Una vez arriba, inhala y exhala cinco veces manteniendo la postura.

Contraindicaciones

Si tienes algún tipo de lesión y dolor en la espalda baja, evita realizar inclinaciones completas hacia adelante. En caso de hipertensión, dolor de cabeza o embarazo, te recomendamos que consultes primero con el médico.

Más Noticias

Más Noticias