Yoga

Salamba Sirsasana, conoce los beneficios del rey de las asanas

¿Sabías que esta asana abre el chakra de la sabiduría y espiritualidad, conocido como Sahasrara? Conoce todos los beneficios de invertir tu cuerpo

Salamba Sirsasana, conoce los beneficios del rey de las asanas
Salamba Sirsasana, conoce los beneficios del rey de las asanas

En una anterior entrega te hablamos sobre Sarvangasana y Prasarita padotanasa, dos asanas invertidas de Yoga con extraordinarios beneficios para la salud. En esta ocasión te contamos todo lo que debes saber sobre el "rey de las asanas", Salamba Sirsasana.

Salamba Sirsasana o Postura sobre la Cabeza

Salamba Sirsasana o Postura sobre la Cabeza, como también se le conoce, es un asana invertida avanzada, que requiere de mucha fuerza, concentración y haber practicado otras asanas de nivel intermedio.

Debido a que literalmente debemos voltearnos boca abajo, ya que todo el peso del cuerpo recae sobre los antebrazos, sirviendo la cabeza de apoyo, es una de las asanas más eficaces para el desarrollo de cuerpo y mente.

Beneficios

Salamba Sirsasana o Postura sobre la Cabeza

Cómo hacer Salamba Sirsasana paso a paso

Si estás comenzando a realizar posturas invertidas, como primer paso arrodíllate sobre la esterilla y apoya los antebrazos en el piso. Debes asegurarte que los codos queden debajo de los hombros. 

Sin mover los codos, junta las manos y entrelaza los dedos para que tus brazos formen un triángulo. Ahora apoya la coronilla de la cabeza en el suelo y la parte posterior de ésta en la copa de las manos.

Manteniendo la cabeza y los codos quietos, estira las piernas y levanta la cadera. Luego camina con tus pies hacia la cabeza, hasta que la cadera esté por encima de los hombros, formando una "V" invertida.

Con una inhalación, levanta lentamente un pie del suelo a la vez y acerca las rodillas al pecho. Con las rodillas juntas y dobladas, mantén la presión con tus brazos en el suelo.

Desde esta posición, estira lentamente las piernas, apuntando la punta de ambos pies hacia el techo. Cuando estés en Salamba Sirsasana, mantén el peso en los codos y respira tranquilamente.

Para salir de esta postura, mantén el pie derecho mirando hacia el techo y deja caer la pierna izquierda al suelo, luego apoya la pierna contraria en el piso.

Contraindicaciones

Esta postura requiere un gran control de todo el cuerpo, pues durante su ejecución todas las partes trabajan de manera coordinada, por lo que su práctica está contraindicada para personas con presión arterial alta, dolor de cabeza crónico, lesiones en el cuello o espalda, y para quienes padecen de asma.

Más Noticias

Más Noticias