Yoga

Yoga con Ninoska: 5 posturas para equilibrar el chakra base Muladhara

El yoga cuenta con posturas específicas para desbloquear, purificar y equilibrar la energía vital de nuestro ser. Si quieres que tu energía vibre en la frecuencia correcta, te recomendamos que sigas leyendo este artículo para que aprendas a activar Muladhara, el chakra base.

Yoga con Ninoska: 5 posturas para equilibrar el chakra base Muladhara
Yoga con Ninoska: 5 posturas para equilibrar el chakra base Muladhara

Muladhara es el primero de los siete principales centros energéticos del cuerpo. En este artículo, el primero de siete sesiones diseñadas por la maestra de yoga Ninoska Bermúdez, te mostramos cómo armonizar la energía que fluye a través de este chakra ubicado en la base de la columna, que actúa como cimiento de los demás chakras, mediante la práctica de cinco posturas.

Antes de realizar cualquier postura es conveniente que conozcas todos los detalles técnicos, por eso aunque ya te hemos explicado alguna de estas, mencionarlas de nuevo no está demás. Recuerda que como todo, la práctica continúa hará que progreses rápidamente y de forma natural. Ten siempre presente que la respiración es el elemento esencial en la práctica de yoga.
 

Utkatasana

Utkatasana

Esta es una de las asanas de yoga favoritas para activar la musculatura de la espalda, el abdomen y las piernas, mientras elongas todo el cuerpo. Para hacer la postura de la Silla colócate de pie con los brazos a ambos lados del cuerpo y las piernas separadas al ancho de las caderas. Inhala profundamente para luego levantar los brazos rectos en forma vertical, con las palmas de las manos enfrentadas y los dedos apuntando al cielo. Luego exhala mientras flexionas las rodillas de tal manera que queden alineadas con los tobillos. Mantente así por al menos cinco respiraciones y asegúrate de tener la espalda recta.

Kurmasana

Kurmasana

Lo primero que debes hacer es sentarte en el suelo, sobre una esterilla, con las piernas abiertas al doble del ancho de los hombros. Con las rodillas dobladas y los pies en contacto con el suelo, introduce los brazos por debajo de las piernas hasta que los hombros estén a la altura de las rodillas. Con el tronco inclinado hacia delante, estira los brazos presionando las manos contra el suelo, para luego estirar las piernas hacia el frente al tiempo que desciende completamente el tronco hacia el piso. Cuando alcances Kurmasana, mantente así durante cinco respiraciones lentas antes de regresar a la posición inicial.

Supta Vajrasana

Supta Vajrasana

Colócate de rodillas sobre una esterilla con la espalda. Manteniendo las rodillas pegadas separa los pies por encima del ancho de las caderas, con el empeine en permanente contacto con el piso. Desde esta posición, baja la cadera, apoya los glúteos en el piso e inclínate hacia atrás hasta tumbar por completo la espalda en la alfombrilla y luego estira los brazos por encima de la cabeza. Mantén la postura durante cinco respiraciones completas.

Ugrasana

Ugrasana 

Para hacer la postura de la Pinza abierta, siéntese sobre una esterilla con ambas piernas estiradas juntas al frente. Inhala para extender las piernas hacia ambos lados tanto como sea posible, sosteniendo los dedos índices de los pies con los dedos de las manos respectivamente. En la medida en que separas las piernas, inclina el torso hacia delante lentamente hasta tocar el suelo con la frente y exhala lentamente. Mantén la postura durante cinco respiraciones, luego levanta la cabeza y suelta los dedos de los pies para salir de la posición.  

Sukhasana

Sukhasana 

Finaliza la sesión de yoga con esta postura de meditación. Para hacer Sukhasana siéntate en el piso sobre una esterilla, con las piernas completamente estiradas y la espalda recta. Luego flexiona las rodillas y cruza ambos pies hasta alcanzar el gemelo de la pierna contraria. Ahora con la ayuda de las manos, empuja lentamente los pies para tratar de situarlos debajo de las rodillas. Una vez que estés con las piernas cruzadas, cierra los ojos y apoya las manos -preferiblemente con las palmas abiertas mirando hacia arriba- sobre las rodillas. Mantén esta postura durante cinco minutos enfocándose en la energía de Muladhara.

Más Noticias

Más Noticias