Yoga

Yoga para adelgazar: 5 posturas para tonificar el cuerpo

Si estás buscando una técnica que te permita quemar grasa y fortalecer los músculos sin necesidad de someterte a extenuantes rutinas de entrenamientos, el yoga es perfecto para ti. En las siguientes líneas te mostramos 5 posturas para activar tu cuerpo.

Yoga para adelgazar: 5 posturas para tonificar el cuerpo
Yoga para adelgazar: 5 posturas para tonificar el cuerpo

El yoga es una excelente alternativa para activar toda la musculatura del cuerpo, mediante la combinación de una serie de asanas o posturas corporales con fabulosos beneficios para la salud. En este artículo, el sexto de una serie de trabajos sobre acondicionamiento físico, te presentamos cinco posturas de yoga para adelgazar y tonificar todo el cuerpo.

Adelgaza y tonifica tu cuerpo practicando yoga

Postura del Camello

Esta asana es perfecta para tonificar el abdomen. Para hacer Ustrasana ponte de rodillas sobre la esterilla con la espalda recta, las piernas separadas al ancho de la cadera y los dedos de los pies apoyados en el suelo, cuidando de que el empeine no toque el piso. Desde esta posición estira los brazos hacia delante, paralelos al suelo, luego echa la espalda hacia atrás junto con los brazos hasta que logres tocar tus pies con ambas manos o al menos los dedos. Mantente así por 10 segundos y luego regresa a la postura inicial. 

Postura de la Cobra

Si quieres lucir un abdomen plano y tonificado esta asana es perfecta para trabajar esa zona de tu cuerpo. Échate en el piso boca abajo sobre una esterilla. Luego extiende los brazos apoyando las manos en el suelo debajo de los hombros. Levanta la parte superior del cuerpo y presiona la pelvis contra el suelo para arquear el torso y la cabeza. Mantén esta posición durante 10 segundos.

Postura del Guerrero

Esta postura de yoga es ideal para activar toda la cadena muscular de los hombros y la espalda. Da un gran paso al frente con la pierna derecha y deja la izquierda en su lugar. Inclínate sobre la pierna derecha formando un ángulo de 90 grados, mientras mantienes la espalda recta con los brazos en alto.  Mantén esta posición por 20 segundos, luego descansa y repite con la pierna contraria.

Postura de la Pinza

Partiendo de la postura de la Montaña, inhala para llevar las manos al cielo y luego exhala para doblar lentamente el tronco hacia delante, manteniendo las piernas firmes y estiradas. Mientras doblas el cuerpo hacia delante estira al máximo la espalda, intentando empujar la cadera hacia atrás y arriba, para que al flexionar el cuerpo, el pecho y el abdomen se junten a los muslos. Una vez que tus manos o las puntas de los dedos toquen la esterilla, mantén la espalda recta y respira profundamente durante 10 segundos.

Postura del Arco

Para realizar Dhanurasana o la postura del Arco, túmbate en el piso boca abajo con ambos brazos estirados hacia delante y las piernas separadas al ancho de los hombros. Dobla una pierna, acerca el talón al glúteo y sujeta con la mano del mismo lado por el impeine. Repite el procedimiento con la pierna contrario, para luego elevar ambas piernas con la ayuda de los brazos. Mantente así durante 10 segundos, para luego regresar a la posición inicial.

Más Noticias

Más Noticias