Menu
4 consejos para limpiar tu auto y que quede como nuevo
Hogar

4 consejos para limpiar tu auto y que quede como nuevo

El buen clima permite limpiar tu auto a fondo, con cuidado y buscando los productos especiales. Si estás a punto de viajar con tu familia, con tu novia o solo, no dudes en leer el siguiente artículo y conocer cómo debes proceder en la limpieza de tu coche.

Imagen de Autor

por Maria Laura Lago

Viajar es la mejor excusa para ponerse a limpiar a fondo el auto. Por eso, apunta estos 4 consejos de la marca de recambios Oscaro que te permitirán ahorrar tiempo y esfuerzos innecesarios para lograr tu objetivo.

Paso a paso, cómo limpiar correctamente tu auto.

Desde el volante, hasta la tapicería

1. Empieza por el volante: según un estudio llevado a cabo en Estados Unidos en 2019, el volante es la parte del coche que más suciedad acumula. Incluso más que muchos baños públicos, por lo que debes empezar tu limpieza allí.

Para ello, hazte con un buen limpiador de plásticos o de cuero, dependiendo del material del que esté hecho. Cada marca, y a veces cada modelo, utiliza además un tipo de plástico ligeramente distinto, pero también hay productos adaptados a cada uno. 

2. Un tratamiento especial para la tapicería: el sol, los niños o las bebidas son algunos de los agentes agresores más comunes de la tapicería. Sin dudas, un elemento que se mancha con extrema facilidad.

Además de aspirar con alta presión, los expertos recomiendan también aplicar un limpiador de textiles, para dejarla impoluta por completo. Eso sí: si te decides a hacerlo, de nuevo lo mejor sería que buscaras un producto específico para tu modelo de coche.

3. Ojo al climatizador: como el polen y la primavera son los grandes enemigos de los aires acondicionados, estos llegan al verano por lo general en malas condiciones. Para mantener tu sistema de climatización en buen estado, necesitarás un limpiador de aire comprimido capaz de eliminar tanto el ya mentado polen, como el polvo y la suciedad acumulados.

4. No se te olviden las llantas: una vez el interior esté listo, completa tu misión por este orden: llantas, carrocería y, por último, cristales. Las primeras suelen ser las grandes olvidadas, pero puedes encontrar productos para ellas con diferentes grados de acidez, de modo que no pierdan brillo ni color, en caso de tenerlo.

El toque final: una vez limpias las ventanillas, la luneta trasera y el parabrisas, sécalos si puedes con papel de periódicos. Así quedarán aún más relucientes.

Temas

Comentarios