Menu
4 maneras de quitar fácilmente las manchas de tu sillón
Hogar

4 maneras de quitar fácilmente las manchas de tu sillón

Sin dudas, el sillón es uno de los lugares más placenteros del hogar. Por ello, su limpieza regular es imprescindible. Sin embargo, no es sencillo, ya que a veces las manchas juegan una mala pasada. A continuación, te mostramos cómo quitarlas.

Imagen de Autor

por Maria Laura Lago

Junto con la cama, el sillón es uno de los lugares de nuestro hogar en el que más tiempo pasamos. Se sienta toda la familia, las mascotas y los visitantes; por ello también se trata de uno de los puntos más sucios.

4 formas de quitarle las manchas a tu sillón.

Es muy importante limpiar el sillón con frecuencia, incluso cuando no se aprecien manchas a simple vista. Retirar los cojines y sacudirlos, aspirar los restos de comida y el polvo que se quedan escondidos entre los pliegues de la tela, aplicar productos desinfectantes o limpiadores de vapor para eliminar ácaros y bacterias...

A continuación, te contamos algunos trucos para limpiar las manchas de un sillón de tela:

1. Quitamanchas comercial

En el mercado puedes encontrar todo tipo de quitamanchas para tejidos y tapicerías. Echa un vistazo a las opciones disponibles y elige el más adecuado en función de las características de la tela de tu sofá.

Sillones.

2. Bicarbonato de sodio y vinagre

Si prefieres prescindir de los productos comerciales, también hay diversos remedios caseros para limpiar las manchas del sofá. La mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre es bien conocida en el ámbito de la limpieza y te permitirá eliminar las manchas de tu sofá. Haz una pasta con vinagre y bicarbonato, aplícala sobre la mancha, deja que actúe y luego retira los restos con un paño o un cepillo suave. Aspira en caso necesario.

3. Jabón lavavajillas y agua

También puedes probar a diluir un poco de jabón lavavajillas en agua, frotar la mancha con un paño húmedo y luego aclarar. Repite la operación si la mancha se resiste. 

4. Sal y zumo de limón

Esta solución es especialmente eficaz en el caso de las manchas de grasa. Mezcla zumo de limón con un poco de sal y frota sobre la mancha. Deja que actúe durante unos minutos y aclara con un paño húmedo. Evita esta opción si tu sofá tiene colores vivos, ya que la mezcla tiene propiedades blanqueantes.

Temas

Comentarios