Hogar

5 trucos de limpieza para el hogar donde la leche es protagonista

La leche no solo es buena para tomar en el desayuno, también para mantener tus muebles en buen estado e incluso tu ropa extra blanca. ¿Cómo lograr estos resultados? A continuación te damos el paso a paso.

5 trucos de limpieza para el hogar donde la leche es protagonista
5 trucos de limpieza para el hogar donde la leche es protagonista

La leche no es una simple fuente de calcio, vitaminas y proteínas; también es realmente útil en las tareas del hogar. En el presente artículo, te mostraremos 5 trucos caseros para dejar tus muebles y ropa en perfectas condiciones.

La leche es útil para tareas de limpieza en el hogar.

Remedios caseros para el hogar usando solo leche

1. Muebles lacados: si tienes muebles lacados, es decir, que debido al paso del tiempo perdieron su brillo, la leche es tu solución.

Moja una bayeta con un poco de leche y frota despacito sobre la superficie lacada. A continuación, con un trapo que no suelte pelusas, seca bien todo el mueble. Así, le devolverás el brillo original que tenía.

2. Manchas de café: si alguna de tus camisas favoritas o tu nuevo mantel tuvo un pequeño accidente y se mancharon de café, puedes dejarlo en remojo toda la noche en leche. Al día siguiente, escúrrelo y lávalo como habitualmente. Este truco es recomendable para tejidos claros.

La leche también puede ayudar a quitar las manchas de bolígrafo. Para ello, sumerge la zona manchada en leche caliente y déjala reposar unas horas. Después, lava la prenda como habitualmente.

3. Blanquear la ropa: el uso de desodorantes, el mismo sudor o solo el paso del tiempo, hace que las prendas se tornen amarillentas y por ende, pierdan su banco original. Uno de los trucos más utilizados consiste en introducir la prenda en un recipiente con un poco de leche. Después de una hora, lávalas como habitualmente.

4. Cortinas de ducha: en la parte inferior de las cortinas de la ducha suelen aparecer antiestéticas manchas de humedad. Una forma sencilla de acabar con ellas es introduciendo esa zona en un recipiente con leche. Déjala actuar durante toda la noche y, al día siguiente, aclárala, verás como habrán quedado perfectas.

5. Piezas antiguas: si tienes en casa piezas antiguas con zonas ennegrecidas, límpialas con leche hervida y luego repásalas con un poco de aceite de lino.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias