Hogar

El mejor limpiador de polvo que tendrás jamás y puedes prepararlo en pocos pasos

El polvo que se acumula en casa en las estanterías, mesas y demás lugares puede llegar a ser una verdadera molestia, hacer deslucir nuestro hogar y ocasionar alergias.  Es por ello que hoy te enseñaremos a preparar el mejor limpiador de polvo para que le digas adiós de una vez por todas.

El mejor limpiador de polvo que tendrás jamás y puedes prepararlo en pocos pasos
El mejor limpiador de polvo que tendrás jamás y puedes prepararlo en pocos pasos

En cualquier parte de la casa puede acumularse polvo y no siempre un plumero o un trapeador son la mejor solución, ya que éstos sólo trasladan el polvo de un lugar al otro de nuestro hogar

Además de verse muy antiestético, el polvo también puede ser responsable de alergias que causen episodios de estornudos fuertes y hasta irritación de las mucosas en personas sensibles, por lo que mantener la casa libre de él por el mayor tiempo posible se vuelve imprescindible. 

También existen productos químicos que puedes aplicar en algunas superficies, pero además de ser costosos no siempre se adaptan por igual a todos los muebles de la casa, por lo que tienes que aplicar varios, algo que quita tiempo de nuestras ya apretadas rutinas diarias de limpieza.

Es por ello que hoy te traemos el mejor limpiador de polvo que jamás tendrás.  Puedes prepararlo tú mismo y no requiere una fuerte inversión de dinero, ya que se hace con dos ingredientes que todos tenemos en casa. 

Se trata de un limpiador a base de suavizante de telas y agua.  Sí, el suavizante de telas es un repelente natural del polvo y mantendrá tus muebles mucho más limpios por más tiempo, dejando además un agradable aroma en todo tu hogar. 

Para prepararlo sólo respeta la proporción de una parte de suavizante para ropa por tres de agua.  Así, si rellenarás una botella de un litro, calcula 250 centímetros cúblicos de suavizante y el resto de agua.  Agita enérgicamente para que se mezclen ambos productos. Cada vez que lo uses es posible que tengas que agitarlo, ya que suele asentarse un poco con el transcurso de los días. 

Cuando lo apliques, procura usar un atomizador para que lo distribuyas más uniformemente por la superficie a limpiar y luego usa un paño seco para recoger con él el polvo y la suciedad y que impregne la madera o la fórmica, incluso puedes usarlo con vidrios y ventanas.

Maya Monasterios

Periodista. Enamorada del mundo 2.0 y sus posibilidades. Tengo más de 15 años redactando en la red de redes. He probado de todo, política, tecnología, deportes, sucesos y hasta economía, pero me quedo con la buena vibra. Entusiasta de la astrología, aunque nunca podré adivinar tu futuro, pero puedo intentarlo. Siempre optimista y queriendo fundar la Universidad Mundial de los Memes y otras magias. Aunque ya nadie hable de ello, los libros en papel son un tesoro de la Humanidad. Me apasionan las historias detrás de las celebridades, pero llegué tarde para entrevistar al rey de reyes, Elvis Presley.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias