Hogar

Esta es la razón por la que debes limpiar el inodoro con sal

Limpiar el inodoro con sal es uno de los remedios más eficaces en los últimos tiempos, dado que es económico, accesible, natural y lo mejor es que es fácil de utilizar. En esta nota te contamos cómo limpiar el inodoro con sal y dejarlo limpio, sin manchas y libre de bacterias.

Esta es la razón por la que debes limpiar el inodoro con sal
Esta es la razón por la que debes limpiar el inodoro con sal

Si lo que buscas es que tu inodoro quede limpio, reluciente y libre de bacterias, este truco infalible con sal es sin duda uno de los mejores experimentos que puedes hacer, tu inodoro quedará como nuevo, libre de manchas, olores y sarro. Si te preguntas ¿cómo hacerlo? aquí tenemos la respuesta.

Deja limpio tu inodoro con sal

El inodoro es uno de los lugares de nuestro hogar que intentamos mantener desinfectadas que, aunque existen diversos productos químicos que lo mantienen limpio y libre de olores desagradables, a veces no son lo suficientes para evitar la formación de manchas de sarro.

En esta oportunidad queremos compartir esta mezcla con sal que te servirá para quitar las horribles manchas del retrete, de manera que, si te has cansado de intentar de todo sin ningún resultado, prueba esta alterativa que de seguro te dejará sorprendida ¡toma nota!

Para esta mezcla necesitarás:

Para limpiar tu retrete con sal necesitas incorporar a la mezcla estos ingredientes, de esta manera se volverá más efectivo el poder de la sal y las manchas desaparecerán fácilmente.

Cómo usarlo

1.- En un envase vierte las tres cucharadas de bicarbonato de sodio junto con la sal y mezcla muy bien. Luego, esparce la mezcla por toda la superficie tanto por dentro como fuera del inodoro

2.- Ahora bien, con un atomizador mezcla el vinagre blanco con el agua caliente, y agita hasta combinar ambos ingredientes.

Deja limpio tu inodoro con sal

3.- Seguidamente rocía sobre el polvo de bicarbonato con sal, restregando la parte interna del inodoro con una esponja o puedes usar un cepillo, hasta eliminar de una vez y para siempre cualquier suciedad o mancha.

4.- Espera unos 10 minutos hasta que el líquido actúe profundamente en el retrete, pasado este tiempo, hala la manilla y listo. En tiempo récord tendrás el inodoro nuevo.

Jessica Molero

Redactora digital, especialista en diversos temas. Freelancer con más de cuatro años de experiencia en diferentes webs. CMS Medios me brindó la oportunidad de escribir para ellos desde el año 2019. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias