Curiosidades

Conoce la historia de Balto, el Husky Siberiano que se convirtió en héroe

La historia de este can es tan hermosa que hicieron una película animada para narrar la travesía que realizó demostrando una vez más cómo pueden salvarnos de una manera increíble, hoy te diremos la historia de Balto.

Conoce la historia de Balto, el Husky Siberiano que se convirtió en héroe
Conoce la historia de Balto, el Husky Siberiano que se convirtió en héroe

Nacido en Nome, un pueblo de Alaska en el año de 1925, bajo el nombre de Togo, el que sería cambiado por Balto en memoria del explorador Samuel Balto, fue un mestizo Husky Siberiano, los cuales llegaron al país en el año de 1905 para realizar trabajos como perros de trineo gracias a su resistencia y siendo más ligeros que los Malamute de Alaska, originarios de la zona.

Leonhard Seppala fue un experimentado adiestrador de mushing – perros trineos – participando en distintas competencias y carreras como lo es la All-Alaska Sweeptakes que se lleva a cabo desde Nome hasta Candle recorriendo 657 kilómetros solo de ida; Seppala pasaría a ser el dueño de Balto, para el año de 1925 la región tenía una temperatura de -30 C y se vieron afectados por la difteria, una enfermedad bacteriana muy mortal que ataca principalmente a los niños.

Estatua de Balto en el Central Park de Nueva York

El pueblo de Nome no contaba con la vacuna y por medio de un telegrama buscaron cual era la zona más cercana que la tenía, a 865,17 kilómetros de ahí se encuentra la ciudad de Anchorage quienes contaban con la medicina necesaria, el principal problema era que por el clima era imposible llegar por vía aérea o marítima, es cuando un grupo de 20 habitantes deciden realizar el viaje utilizando a más de 100 perros para lograrlo y llegar a la ciudad de Nenana a 778,74 kilómetros.

Gunner Kaassen era quien guiaba el escuadrón B donde se encontraba Balto, una vez que tomaron rumbo a Nenana soportaron fuertes vientos y temperaturas a -40 C, durante este trayecto muchos perros y humanos fallecieron en un intento de salvar a los habitantes de su pueblo, existen distintas versiones de lo sucedido, algunos aseguran que Balto siempre guió al grupo liderado por Gunner sin ser un perro guía, otros que el perro guía no lograba orientarse y por último es que el guía se rompió la pata, lo que se sabe es que fue Balto quien tomó el mando 

Balto en el Museo de Historia Natural de Cleveland

Cinco días y medio después de haber salido, el escuadrón B logra regresar a Nome con las vacunas, algunos piensan que fue gracias a que por ser mestizo, Balto logró realizar esta gran hazaña y salvar la vida de muchos habitantes.  

Balto fue vendido junto a otros perros al zoológico de Cleveland donde vivió tranquilamente hasta los 14 años, tras su muerte fue embalsamado y llevado al Museo de Historia Natural de Cleveland donde se encuentra actualmente, y en la ciudad de Nueva York se puede conseguir la estatua de Balto en Central Park, un verdadero héroe.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias