Curiosidades

Mucho cuidado con usar estos productos en tus mascotas

Los seres humanos tenemos productos que funcionan con nuestros tipos de piel, cabello, digestión y bienestar en general. Lo mismo pasa con las mascotas, puesto que ellos tienen su propio estilo de productos hecho sólo para ellos y que les ayudarán a beneficiarse dependiendo de lo que se esté buscando. Muchos dueños cometen el error de creer que los productos para humanos también pueden funcionar para las mascotas, cuando en realidad, esto les podría ocasionar alergias, enfermedades, hipersensibilidad o reacciones químicas en su piel, ya que es completamente diferente a la de nosotros.

Mucho cuidado con usar estos productos en tus mascotas

Uno de los detalles más importantes que hay que tener en cuenta no sólo al buscar productos para nosotros mismos sino también para nuestras mascotas es nuestro nivel de pH y cómo esto afecta y reacciona en el cuerpo de ellos. Los productos para seres humanos requieren de pH que funcionen con nuestros niveles del mismo, que normalmente son acídicos. En las mascotas y animales en general, normalmente tienen un pH de naturaleza neutra, más cercano al 7. Es por esto que tenemos que tener mucho cuidado con pensar que los productos para nosotros no le harán daño a nuestras mascotas, cuando en realidad pueden causar alergias, irritaciones y quemaduras fuertes que son nocivas para su salud y tóxicas para su piel.

Es fundamental saber identificar los compuestos de amplio uso en humanos que no se pueden utilizar en animales menores, como las benzofenonas, el óxido de zinc, los parabenos, perfumes y salicilatos, ya que éstos provocan afecciones en nuestras mascotas que podrían ser evitadas con este conocimiento previo.

Mucho cuidado con usar estos productos en tus mascotas

Entre los problemas que nuestras mascotas pueden sufrir por verse expuestos a estos productos, podemos encontrar:

1. Olores: Los perfumes, además de ser compuestos muy alergénicos, incomodan a nuestras mascotas, ya que sus fragancias pueden ser agradables para nuestro olfato, pero para ellos es extremadamente invasivo y molesto, debido a su increíble y sensible olfato. Verse expuestos a estos olores por tiempos prolongados puede ocasionarles también una pérdida del olfato parcial y para los animales, esto es fundamental.

2. Flora bacteriana: Los parabenos son preservantes comunes en el uso cosmético, estético y alimentario. Sin embargo, se trata de compuestos alergénicos que pueden alterar la flora bacteriana normal de la piel al interactuar con las bacterias “buenas” que residen en nuestras mascotas, favoreciendo la presentación de dermatitis, enrojecimiento, inflamación, picor o resequedad. Son unos de los factores más invasivos también para la piel de nuestras mascotas y les hace padecer de hipersensibilidad, perdiendo la capacidad de poder estar expuestos al sol por períodos prolongados y se vuelven vulnerables a estímulos que antes no les afectaban.

3. Intoxicación por salicilatos: Comúnmente utilizados para la protección solar, el uso de salicilatos puede ser muy perjudicial sobre todo en los gatos. Los felinos son incapaces de metabolizar este compuesto rápidamente, por lo que es frecuente que su consumo se asocie a signos de toxicidad. Los gatos intoxicados presentan anorexia, depresión, salivación profusa y vómitos. En casos graves, pueden presentar hipertermia, gastroenteritis hemorrágica severa, acidosis metabólica, ictericia asociada a hepatitis tóxica, anemia, ataxia, nistagmus, convulsiones y muerte. En la familia de los salicilatos se encuentra el ácido acetilsalicílico o también conocido como la “aspirina”.

Mucho cuidado con usar estos productos en tus mascotas

4. Problemas gastrointestinales: el óxido de zinc es otro de los compuestos más utilizado en fotoprotectores (sobre todo en productos para niños, por lo que muchas veces se tiende a aplicar en mascotas), que está presente también en la formulación de cremas hidratantes y cicatrizantes. El zinc es un elemento potencialmente tóxico y su ingesta le puede producir serios problemas intestinales, estomacales y digestivos.

Es por ello que nunca debemos confundir la capacidad de los productos para humanos y cómo estos pueden afectar negativamente a nuestras mascotas, pensando que harán un bien común. Hay que recordar que precisamente por ese motivo existen productos exclusivos para animales y que causan el efecto esperado para continuar protegiéndoles y que gocen de buena salud.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias