Curiosidades

¿Realmente los perros tienen cosquillas? ¡Averígualo con nosotros!

Debes haber notado ya que tu compañerito suele reaccionar involuntariamente en algunas zonas de su cuerpo, bueno, así como todos, pero ¿estás seguro que sabes por qué? Por ejemplo, son muchos los perros que mueven las patas cuando les acariciamos el lomo o la barriga, como si patearan la nada o tocaran la guitarra, ¿cierto?

¿Realmente los perros tienen cosquillas? ¡Averígualo con nosotros!
¿Realmente los perros tienen cosquillas? ¡Averígualo con nosotros!

Si tu perrito se mueve ‘a lo loco’ al momento de tocarlo ¿significa que los perros tienen cosquillas? Y en el caso de que sí las tengan, ¿por qué sienten cosquillas los perros? ¿Acaso esta sensación les resulta agradable o les genera alguna molestia? Porque si nos vamos a los humanos, no a todos les gustan, no todos las sienten, para algunos incluso es una molestia, para otros es una sensación de paz y diversión que les permite relajarse. Si quieres descubrir la respuestas a estas preguntas, ¡te invitamos a seguir leyendo!

Comencemos con una pregunta muy fácil, ¿tu perro mueve la patita cuando lo rascas? Pues se trata de una reacción involuntaria y complementa natural conocida como "reflejo de rascado" o scratch réflex. Generalmente, este reflejo aparece cuando rascamos o acariciamos un perro detrás de sus orejas, en su lomo y principalmente en su panza. Ello ocurre porque estas regiones del cuerpo del perro son muy sensibles gracias a que concentran una gran cantidad de terminaciones nerviosas, ¿va cobrando sentido, no?

Al tratarse de una respuesta nerviosa involuntaria, porque obvio, hay movimientos voluntarios, tu mascota no "patea el aire" porque quiere, sino porque su cerebro envía automáticamente un orden tras identificar algún estímulo extraño en determinadas regiones sensibles de su cuerpo y es netamente una respuesta. Por lo tanto, cuando estimulas estas zonas al rascarlas, acariciarlas o cepillarlas, "disparas" una respuesta automática que hace que tu peludo mueva la pata involuntariamente y te preguntes, en consecuencia, si los perros tienen cosquillas, o probablemente no y solo disfrutas de su carita angelical en ese momento, pero igual decidimos contarte un poco más.

¿Este reflejo sirve para algo?

El "reflejo de rascado" tiene una función muy importante para los canes, esencialmente cuando viven en la naturaleza o suelen disfrutar del aire libre con frecuencia. En su día a día, los peludos suelen entrar en contacto con insectos, parásitos, suciedades y residuos naturales (como tierra, ramitas, hojas, semillas, etc.). Cuando las terminaciones nerviosas presentes en su piel detectan algún estímulo extraño, envían esta información al cerebro que "responde" inmediatamente con la orden que conlleva al reflejo de rascado. De esta manera, el perro puede liberarse de los parásitos o cuerpos extraños, evitando que provoquen heridas, alergias o enfermedades en su organismo. Ya deja de ser algo que forme parte de la diversión y está pasando a la protección.

Pero entonces, ¿implicaría que los perros tienen cosquillas?

Para saber si los perros tienen cosquillas, repasemos primero qué son las cosquillas, o bien a qué nos referimos cuando utilizamos este término. Bueno, podemos decir que las cosquillas son una respuesta involuntaria provocada por la estimulación o excitación nerviosa de determinadas partes de nuestro cuerpo, que conlleva a una sensación muy peculiar en la persona que es estimulada, la cual puede estar acompañada de risas involuntarias, la mejor parte de todo el asunto, ¿imaginas que tu perro se ría a carcajadas? Esta sensación inherente a las cosquillas puede ser agradable o molesta según el organismo y la sensibilidad de cada persona, y también puede variar de acuerdo con la región que es estimulada. Es por ello que algunas personas disfrutan al sentir cosquillas, mientras otras las consideran algo muy desagradable.

Y si llegaste hasta aquí la respuesta es ¡sí! los perros también experimentan una sensación muy particular cuando son estimulados en las regiones más sensibles de su cuerpo, y es completamente normal. El reflejo de rascado es una de las demostraciones más evidentes de que los perros tienen cosquillas cuando rascamos o acariciamos en estas zonas que concentran muchas terminaciones nerviosas. Pero nuestros peludos también nos comunican esta sensación extraña a través de sus posturas corporales, expresiones faciales y actitudes mientras son estimulados, y cómo no, si ponen esa carita de satisfacción.

Pero atento, es fundamental no confundir las cosquillas y el reflejo de rascado, que son reacciones naturales del organismo canino, con una picazón que conlleva al ímpetu de rascarse en los perros. Las cosquillas solo se producen cuando el perro es estimulado en una región en particular, ya sea por una caricia o por el cepillado durante una sesión de cuidados, lo que dispara el reflejo de rascado. Pero observamos que nuestro perrito deja de rascarse casi inmediatamente que interrumpimos la estimulación, o sea, cuando dejamos de hacerle cosquillas. Por otro lado, cuando el perro experimenta una comezón, tendrá el ímpetu de rascarse de forma intensa y frecuente para aliviar el picor. Su lenguaje corporal también nos transmitirá el estrés y la incomodidad que le genera y esto hará que sea aún más simple diferenciarlo de un perro que tiene cosquillas. Si tu perro se rasca constantemente, no dudes en llevarlo rápidamente al veterinario para verificar su estado de salud y constatar si tiene parásitos externos, ¿vale?

Ahora que ya sabes que los perros tienen cosquillas, probablemente te preguntarás si es bueno o malo hacer cosquillas en tu mejor amigo. Bueno, dependerá fundamentalmente de la sensación que tu peludo experimenta al recibir caricias en zonas sensibles de su cuerpo. Cada perro es un individuo singular, poseedor de su propia personalidad y sensibilidad, por lo que no todos los canes reaccionarán de la misma manera al tener cosquillas, pero probando puedes conocer que zonas lo relajan y divierten y cuáles le disgustan, para entonces ayudarlo en el proceso, ¿qué quiero decir? Que antes de hacer cosquillas a tu perro, lo ideal es que observes su lenguaje corporal mientras lo acaricias en estas regiones más sensibles de su cuerpo. Si percibes que tu perro se muestre incómodo o estresado al ser estimulado o manipulado en estas zonas, entonces, necesitarás respetarlo y no hacerle cosquillas, de lo contrario, tu peludo será feliz cada que lo hagas.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias